Steve Jobs llamó en persona para que le devolvieran el prototipo del iPhone 4G

Hola soy Steve Jobs y quiero mi iPhone 4G. Algo así tuvo que escuchar el editor de Gizmodo el pasado mes de abril cuando el líder de Apple le llamó en persona para reclamar el prototipo de su iPhone 4G. Un detalle que se ha revelado a partir de la información judicial del caso.

El tema del iPhone 4G y el prototipo que apareció hace unas semanas sigue dando que hablar. Ahora se ha sabido por la documentación judicial del caso que el mismísimo Steve Jobs llamó en persona a la gente de Gizmodo para que le devolvieran su prototipo. Jobs habló en persona con Brian Lam, el editor de Gizmodo quien se negó a devolverlo a menos que le llegase una notificación oficial que demostrase que el prototipo era propiedad de Apple. Al final y como Apple demostró que el terminal era suyo, Lam le dijo a Jobs que el iPhone 4G estaba en manos de Jason Chen, el periodista que analizó el equipo en los vídeos publicados por Gizmodo.

Orden de registro

A partir de aquí los abogados de Apple empezaron a trabajar duro y en pocos días consiguieron que la policía tuviera una orden de registro para entrar en la casa de Chen. El pasado 23 de abril registraron su casa y se llevaron todo tipo de equipos informáticos para analizarlos y ver si había alguna información más relevante sobre el iPhone 4G. Esta historia empezó el pasado 25 de marzo cuando el ingeniero de Apple, Robert Powell, lo extravió en un restaurante de comida alemana en California, donde lo encontró Brian Hogan, quien, después de llamar a Apple y ver cómo no le hacían ni caso, negoció con Gizmodo para venderles la exclusiva por unos 5.000 dólares. Hogan, que se enfrenta ahora a un juicio por posible delito, fue delatado por Katherine Martinson, su compañera de piso, quien desde el primer momento intento convencer a Hogan de que no lo vendiera y lo devolviera a Apple.

1 Comentario