iPhone 3GS: un desalmado lo mete en una máquina de hacer grofres

¿Carbonizarías tu preciado iPhone para llamar la atención en la Red? Con toda seguridad, la gran mayoría de los poseedores de un iPhone no. Sin embargo, el impasible protagonista del siguiente vídeo parece no tener ningún remordimiento a la hora de calcinar el cotizado teléfono.

Que hay gente para todo, eso ya lo sabemos, pero el vídeo que ocupa este artículo sobrepasa los límites de lo racional. Si las imágenes no dan lugar a dudas, los comentarios no tienen desperdicio. Frases como «Va a estar riquísimo»,»La batería ha explotado mientras el iPhone se está asando», «Ha quedado perfecto, doradito y crujiente», «Está listo para servir» o «Es un desayuno delicioso» denotan una naturalidad inusual para las circunstancias en las que se desarrolla el «crimen». Quizás tras esa naturalidad se esconda un tono chistoso, pero nosotros hemos sido incapaces de comprenderlo. Mención aparte el «invento» donde se destroza el iPhone.