El negocio oportunista del reciclaje de móviles nada tiene que ver con el medio ambiente o con donaciones a países del tercer mundo

La Asociación Multisectorial de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica (Asimelec) manifestó hoy su preocupación ante la aparición de negocios «oportunistas» en torno al reciclaje de teléfonos móviles que «distan mucho del fin medioambiental que anuncian» o de la «ayuda a países en vías de desarrollo».

Asimelec señaló que la crisis económica fomenta la «proliferación» de actividades empresariales «oportunistas y paralelas» a proyectos profesionales con fuertes inversiones.

La patronal señaló que reciclar no significa reutilizar o desviar el dispositivo hacia países del tercer mundo, «pueden disponer de legislaciones mucho más precarias» en temas de recogida de residuos, con lo que el impacto medioambiental «se multiplica».

«Estos nuevos negocios apelan incluso, de manera confusa, a la colaboración del usuario final que, en muchas ocasiones, cree estar contribuyendo a aspectos como la sostenibilidad o la reutilizción de materiales, ignorando el fin último de sus dispositivos», señaló el director general de Asimelec, José Pérez

Aunque Asimelec no ha facilitado el nombre de ninguna de estas empresas, seguro que te suena un anuncio de televisión de ZonZOO.es. Si accedemos a su página web, Susana Álvarez Nieto, directora general del grupo, explica que cada vez que la empresa compra un móvil dona el 5% del valor que paga al cliente a la ONG que éste elija. Asimismo recuerda que el resto de empresas dona el únicamente el 1%.

¿Cómo gana dinero ZonZOO?

Según Álvarez Nieto, su empresa ha donado más de 10 millones de euros y por cada 10 euros que pagan a los clientes, ganan 1,70 euros por terminal después de haber descontado los gastos de transporte, reparación y por supuesto el 5% donado a las ONG.

¿Qué te parece? Después de escuchar la advertencia de Asimelec, es posible que la mejor forma de reciclar un teléfono móvil sea llevarlo a un punto limpio.