Allá por el mes de  marzo, surgieron informes de que Snapchat desembolsó 100 millones de dólares para hacerse con Bitstrips, empresa dedicada a la creación de historietas personalizadas en base a un avatar personal. Como era de esperar, esas ilustraciones estaban destinados a aparecer en el famoso servicio de mensajería, pero no ha sido hasta hoy cuando hemos tenido esa confirmación.