El cobalto de la batería de tu móvil y la explotación infantil ¿qué hacen las marcas al respecto?

Escrito por
informes de mercado
0

Amnistía Internacional ha publicado uno de esos informes que nos hace pensar del precio real que estamos pagando por contar con algunas de las comodidades y caprichos en el primer mundo. Y es que denuncian que el cobalto que hay en las baterías de la mayoría de las marcas proceder del mismo proveedor africano que explota a niños en las minas para extraerlo.

Envueltos a vece en peleas absurdas como las de si son mejor los terminales con Android o con iOS, perdemos la perspectiva de todo lo que supone que cada año estemos hablando constantemente de nuevos móviles. Todos ellos tienen batería y en ellas se emplea cobalto, un mineral que según el último informe de Amnistía Internacional, tiene un precio más alto del que nos imaginamos: la explotación de niños en las minas para extraerlo. El tirón de orejas que da la ONG junto a Afrewatch llega en forma de informe sobre el mercado de cobalto  en el que denuncian casos como el del pequeño Paul, un niño de apenas 12 años que ha llegado a pasar 24 horas trabajando en una mina para extaer el mineral por un sueldo de 30 dólares al mes.

Cobalto

¿Cómo se ha llegado a esta situación?

El dedo acusador de Amnistía Internacional apunta a casi todas las marcas del mercado, desde Apple a LG, pasando por Microsoft, Volkswagen – por si tenían ya poco, Samsung, Sony y así hasta 16 multinacionales más. Pero la realidad es que la cadena de manos por las que pasa el mineral es la que oscurece la situación. En concreto, el material llega a los fabricantes de baterías de la mano de Congo Dongfang Mining, filial del gigante chino en el mercado de los minerales, Zhejiang Huayou Cobalt Ltd quienes son los que explotan directamente las minas. Estas dos empresas procesan el cobalto y lo venden a tres empresas de componentes para crear las baterías de los móviles que todavía pasan por los fabricantes de este elemento ande de llegar en la forma que habitualmente las vemos en las cadena de montaje de las diferentes marcas.

¿Hay respuesta por parte de las marcas?

Amnistía Internacional indica que se ha puesto en contacto con 16 de las multinacionales que tienen tratos con las empresas anteriormente mencionadas pero la mayoría ha declinado ofrecer información. Lo cierto es que es un tema delicado aunque no olvidado por estas empresas, al menos en el mundo de la telefonía. Justo hace un año, en las puertas del MWC 2015, os recogíamos en un extenso reportaje la postura de todas las marcas al respecto de los minerales en conflicto

Cómo se puede ver, la mayoría se toma el problema bastante en serio pero Amnistía Internacional cierra su informe indicando, y es cierto, que no sólo las empresas sino también las personas que usamos los móviles rara vez nos preguntamos el “coste” de las nuevas tecnologías aunque está en manos de las grandes firmas tener una vigilancia aún mayor sobre la procedencia de los materiales, por encima de los márgenes y los beneficios que puedan reportar este u otro proveedor.