La jugada de Orange para comprar Jazztel: darle a Yoigo una oferta convergente propia

Escrito por
Operadores
1

Tras la compra de ONO por parte de Vodafone, la siguiente fusión que se veía lógica y que parecía que no tendría problemas sería la de Orange y Jazztel. Sin embargo, la operación se ha ido complicando primero por las reticencias de los accionistas de la OMV y luego por la necesidad de convencer a Bruselas de las bondades de la operación. Parece que Orange ha encontrando la forma de solucionar sus problemas y llevar a cabo la deseada compra de Jazztel y el comodín que usará es Yoigo y su necesidad de una oferta convergente propia que le permita sobrevivir en el mercado.

Extraños compañeros de cama crean los movimientos en el mercado. Es curioso que para obtener el visto bueno a la compra de Jazztel, Orange ha tenido que echar mano de uno de sus competidores para conseguir el beneplácito de la Comisión Europea en una operación que mantiene atentos al resto de jugadores en el mercado.

Y es que la compra de Jazztel por parte de Orange hará que la empresa de origen francés tenga que deshacerse de algunos activos en nuestro país, tanto en el mercado móvil, donde también se beneficiará MásMóvil, el tapado de toda esta operación, pero sobre todo en sus redes fijas que irán a parar a Yoigo. Según parece y adelanta Antonio Lorenzo en El Economista, las conversaciones entre Telia Sonera y Bruselas están ya en marcha, mostrando el interés de esta porque Yoigo se haga con buena parte de los activos que queden libres tras la operación de Orange.  La situación está ya bastante atada y si nada se tuerce, Bruselas dará el visto bueno a la compra de Jazztel tan pronto como el próximo 30 de abril, ya que considera que con la entrada en juego de Yoigo, se mitigarían los daños colaterales que produciría la creación de este nuevo competidor frente a los presentes en el mercado.

Yoigo, casi sin quererlo, con más frecuencias para su 4G y oferta convergente propia

Mientras el reparto del dividendo digital sigue su tortuoso camino y se retrasa mes a mes, Yoigo de forma indirecta va a ser una de las grandes beneficiadas de la compra de Jazztel por Orange. Hasta ahora Yoigo ha dado zarpazos bajando sus tarifas para luchar contra la apisonadora que ha sido Movistar con sus ofertas de Fusión. El tímido intento de aliarse con ésta no ha surtido efecto y se ha quedado más en “cumplir la papeleta” que en un producto que haya servido para mejorar los resultados de la cuarta operadora española con red propia.

Esto no sólo mejorará su negocio y le permitirá, por fin, enfrentarse a los monstruos que serán Movistar, Vodafone+ONO y Orange+Jazztel, todos ellos con una oferta convergente muy potente. Sin necesidad de tener que pasar por una fusión, la operadora que hace poco presentaba la tarifa Sin Fin se verá con oportunidades que subirán su valoración en el mercado ante una posible venta, dada su posible entrada en el mercado convergente.

Las posibilidades también apuntan a que si se queda con parte de los activos móviles podría librarse del acuerdo que tiene con Movistar, ampliando su red al 100% con conexiones propias y abriendo el mercado del alquiler de su 4G a los OMV, algo que el incumbente impidió en con Pepephone y que finalmente es un negocio que se quedó.

Si el 2014 tuvo movimientos interesantes, este 2015 no va estar exento de ellos y, como hemos comentado antes, no hay que perder de vista a MásMóvil, quien ya es la quinta operadora española y que, sin hacer ruido, en esta operación podría llevarse también parte que lo auparían un poco más de su posición como OMV a una, incluso, con parte de red propia.

Fuente: El Economista