¿Los smartphones están dañando para siempre las mentes de los más jóvenes?

Escrito por
Android
0

El mundo en el que llevamos Internet en nuestro bolsillo parece que no es tan sano ni provechoso, sobre todo para los más pequeños. El efecto de las nuevas tecnologías, los smartphones y la posibilidad constante de estar “online” ha sido denunciado por psicoterapeutas en Reino Unido como la causa del aumento de patologías mentales entre los más jóvenes.

Julie Lynn Evans, psicoterapeuta con más de 25 años de experiencia ha realizado unas declaraciones que, seguro, darán que hablar durante semanas para The Telegraph. Y es que esta facultativa afirma que el número de casos severos de problemas mentales entre los jóvenes está aumentando peligrosamente. “En los 90, atendíamos uno o dos casos de intento de suicido juvenil al año. Ahora podemos ver hasta cuatro al mes”.

“Ha explotado el número de casos de problemas mentales entre los más jóvenes”, afirma Evans que tiene en su haber también una carrera importante como escritora e investigadora en la materia. Según esta experta, los casos de depresión y anorexia son cada vez más frecuentes y, por su propia experiencia, casi siempre tienen algo que ver con Internet, los ordenadores y los smartphones.

En este sentido, Evans apunta a la aparición de nuevas formas de presión y agresión social como el cyber-bulling pero la experta destaca especialmente el efecto que tienen los smartphones que denomina “bombas de bolsillo” y que están en manos de cerca del 80% de los niños de secundaria en estos momentos, produciendo un cambio radical y notorio en sus conductas desde 2010.

Estar siempre conectados no es tan bueno

La ubicuidad de Internet gracias a estos aparatos, según Evans, ha cambiado el ritmo, la potencia y la gravedad de los problemas mentales entre los jóvenes. La generación “smartphone”, como indica la experta, puede acceder a Internet sin problemas, desde cualquier sitio y sin supervisión a cualquier contenido.

La pregunta es por tanto ¿se debe limitar el acceso a los jóvenes a estos contenidos o a que tengan smartphone? La respuesta de Evans en este sentido puede parecer curiosa al leer sus postulados. Y es que, como en casi todo en la vida, ni prohibir ni permitir el exceso es bueno, siempre hay que buscar el equilibro dado que apartar a los niños de los medios que usa su generación para relacionarse puede hacerles más daño que bien.

Vivir para estar conectados y no para relacionarse

Sin embargo, vivir “demasiado en el mundo virtual” es lo que se tiene que evitar según la experta. Un chat o una conversación en WhatsApp donde no se está frente a frente con otras personas puede derivar en conductas agresivas y anti-sociales como “desear la muerte” de un amigo que nos ha dicho algo que no nos parece bien.

Evans concluye que si bien no se puede ser anti-Internet, si que se puede intentar paliar sus efectos negativos. “Está destrozando el cerebro de nuestros niños. No les da tiempo para las cosas positivas de la vida – amabilidad, aceptación, relación personal, etc-. ya para ellos es más importante el estar conectado que el relacionarse.

Fuente: The Telegraph