Cada vez se venden más Android pero se gana menos con ellos

Escrito por
Android
3

La irrupción de las marcas asiáticas con precios de derribo parece que ha afectado al mercado Android según los últimos informes de mercado en los que los beneficios de los fabricantes Android caían un 50% frente a 2013 aunque el número de unidades vendidas aumentó.

¿Estamos llegando a un momento de saturación del mercado Android? Al menos las conclusiones del analista Chetan Sharma parece que así lo afirman porque según este especialista, el beneficio de los fabricantes Android ha caído un 50% en este año que hoy cerramos. Y esto pese a que en 2014 se han batidos todos los récords de número de terminales vendidos.

Ahora bien, la caída de las cifras de los principales fabricantes como Samsung, dada la feroz competencia de marcas chinas como Xiaomi o Huawei, ha minado los resultados generales del mercado donde los beneficios, dada la bajada de precios generalizada, ha tenido mucho que ver. Pero no sólo Samsung, LG, HTC y Sony han visto reducido también su beneficio este año.

Captura de pantalla 2014-12-31 a las 14.50.37

Modelo “low cost” rentable pero ¿vale en el largo plazo?

Mientras el modelo de negocio de Xiaomi y similares se ha demostrado que es rentable pese a basarse en unos precios más bajos, es indudable que es un disparo a la línea de flotación de muchas marcas. Mientras es claramente una buena noticia para los consumidores que pueden acceder a terminales muy completos al mejor precio, no sólo es una preocupación para los fabricantes “tradicionales”, sino también para Google que ve como los beneficios de sus principales socios se tambalean. Y es que estas marcas chinas utilizan Android como “excusa” por así decirlo, ya que los servicios que integran en sus terminales no están basados en los de los de Mountain View. La prueba es la anteriormente mencionada Xiaomi, que ofrece su fork de Android MIUI y en el no está Google Play, sino su propia tienda de aplicaciones, por ejemplo.

Renovarse o morir en 2015

En muchas ocasiones se ha dicho ya que estos fabricantes “low cost” no podrán mantener su modelo de negocio en el largo plazo, pero la realidad es que ahora mismo están siendo los que tiran del carro del crecimiento. El año que empieza dentro de unas horas despejará la incógnita sobre si se impone una u otra realidad, ya que o bien las nuevas marcas arrasan definitivamente o las tradicionales dan un giro a su estrategia. La pregunta es ¿estarán todavía a tiempo? o más bien ¿acaso tienen la posibilidad de hacerlo?

Fuente: Android Autorithy


Continúa leyendo

Comentarios

3 comentarios
  1. Tzadkiel2 01 Ene, 15 17:38

    ¿A qué llamas largo plazo?
    Creo que está claro que terminales”low cost” con sus limitaciones de hardware no van a aguantar un periodo de dos años más que para un uso muy básico del teléfono, y menos aún si a esto se le suman las actualizaciones de sistema operativo y actualizaciones de aplicaciones.
    Pero mejor hablamos de los “High Cost” y “Very High Cost” ¿Aguantan el largo plazo? Pues tampoco, ya que en cuanto el fabricante saca un nuevo modelo tope de gama suelen olvidarse del anterior tope de gama. Soportarán mejor un largo plazo pero se sigue en la misma situación que con los anteriores”Low Cost” los requerimientos de hardware cada vez mayores del sistema operativo haciendo prácticamente obligatorio un cambio de terminal o quedarte en versión anterior todo lo que aguante con las cada vez más y más pesadas actualizaciones de las aplicaciones teniendo que ir eliminando una a una hasta que no quede más remedio que sustituir.

    0
    1. yui 02 Ene, 15 17:53

      Se refiere a que si las compañias podrán aguantar vendiendo a precios casi rozando el de coste a largo plazo.

      0
      1. Tzadkiel2 06 Ene, 15 3:40

        Pero sigo preguntando a qué se le llama largo plazo, a precio de coste no van a comercializar y si lo hicieran que lo dudo lo que no saquen por un lado lo sacarán por otro, dicho esto vuelvo a lo mismo, si le llamas largo plazo a sacar en poco más o menos un año un nuevo “tope de gama” (o como se les quiera llamar) en el que el “nuevo” modelo está basado en prácticamente la totalidad del anterior, mejor compras el anterior y teoría debería haber bajado de precio ¿Porque no lo hacen y se quedan estancados en un precio aún siendo el anterior?

        Volviendo al principio, y algunas marcas son grandes genios de esto y venderte hasta la ropa que lleves puesta como nueva, imagina que el nuevo modelo no es más que la variación de unos pequeños componentes (añadidos o quitados, pero con la opción de añadirlos en un futuro para sacar un “nuevo” modelo) con esto te han sacado un “nuevo” modelo que te van a cobrar bien cobrado sobre la misma placa base, sobre los mismos componentes (o pequeña variación de ellos para hacerlo algo diferente), que es lo que ha variado más que el precio y unas décimas de pulgada de pantalla.

        Nombras el precio de coste como prácticamente el de venta eso es imposible de mantener no a largo plazo sino a corto plazo y vender de esta manera es reducir pérdidas y mejor pensar en fabricar otro producto porque con el que tengan que hacer esto lo que les puede ocurrir es entrar en verdaderas pérdidas con el siguiente.
        Habría que conocer el coste de fabricación real para ver si realmente venden en márgenes cercanos al de coste de fabricación.
        Normalmente lo que ocurre es que ganan menos no que dejan de ganar y a ganar menos le llaman pérdidas.

        Vamos a suponer una memoria y a ver quién me lo explica, si el fabricante la incorpora sube el precio del teléfono de una manera exponencial, ahora si la compro yo aparte el precio de la misma es ridículo a comparación de lo que dice el fabricante que cuesta, y yo solamente compraría al por menor con un precio superior al que compraría el fabricante; imagina dos teléfonos uno con ranura de extensión y el otro sin ella ¿Cuánto te costaría un teléfono con 64/128GB de memoria interna, además parte de ella ocupada por el propio sistema operativo, y cuánto te costaría comprar una tarjeta de 64/128GB para extender la capacidad? Así que la mejor opción del fabricante ir eliminando la posibilidad de extensión con la excusa de que es suficiente capacidad de almacenamiento. Y claro si la compro yo aparte es que han entrado en pérdidas porque he extendido la capacidad mediante una tarjeta externa teniendo mayor capacidad de almacenamiento ya que tendría que contar la propia más la extensión, suponiendo 64GB tendría los 64GB más la propia del teléfono, al contrario tendría menos de 64GB ya que habría que descontar la parte ocupada.
        Años sin ver tarjetas de memoria muertas en un teléfono y en muy poco tiempo varias, y algunas de ellas llevaban años en funcionamiento y pasando por diferentes teléfonos.

        0