Samsung Galaxy Tab S: todas las características y detalles

Escrito por
Tablet
1

El Samsung Galaxy Premiere celebrado en Nueva York ha sido el escenario de presentación de la nueva generación de tabletas Samsung Galaxy Tab S. Se trata de una línea de tabletas que se diferenciará por su esbelto diseño, reducido peso y la pantalla SuperAMOLED de gran formato con una resolución QHD de 2.560 x 1.600 píxeles e innovaciones como Adaptive Display.

A lo largo del día hemos tenido ocasión de conocer una filtración donde se ha dado a conocer un completo dossier en el que han aparecido la práctica totalidad de las características técnicas de la renovada familia de tabletas Galaxy Tab S. Samsung corrobora todos los datos a los que hemos tenido acceso y además detalla ciertos aspectos del hardware y del software, especialmente en este último campo donde la multinacional repetirá la misma estrategia comercial que la seguida con el Samsung Galaxy S5 regalando un completo pack de aplicaciones, contenidos multimedia y servicios durante un tiempo determinado. Entre el pack de regalo encontraremos la aplicación Kick, para seguir con detalle el mundo del fútbol, Papergarden; un servicio de revistas; Galaxy Gifts, plataforma a través de la que se ofrecerán contenidos como cómics –Marvel Unlimited– y libros por medio de Samsung Book Deals. También hay cabida para películas, música, juegos y revistas a través de Google Play.

Samsung Galaxy Tab S en color marrón bronce

Diseño

Si por algo destaca la Samsung Galaxy Tab S 8.4 a primera vista es por su diseño. El fabricante ha echado el resto al ofrecer un tablet con materiales plásticos de alta calidad, con un elevado nivel de terminación en los acabados. También es importante el apartado de las dimensiones puesto que el tablet tan solo medirá 6.6 milímetros de grosor. El resto de cotas se dividen en una altura de 212.8 milímetros y una anchura de 125.6 milímetros. Asimismo el peso será otra magnitud relevante puesto que el dispositivo será ligero, muy ligero gracias a sus 294 gramos (298 gramos en el caso de la versión WiFi + 4G).

Samsung Galaxy Tab S en color marrón bronce

 

Impresiones

Dimensiones

En lo que respecta al modelo de mayor formato, el Samsung Galaxy Tab S 10.5 mantiene el mismo grosor que el Tab S 8.4, pero varía -como es lógico- cotas como la altura con 247.3 milímetros por 177.3 milímetros de ancho. El peso queda establecido en 465 gramos, dos más en el caso de la versión 4G.

Samsung Galaxy Tab S en color marrón bronce

Pantalla

Sin duda, uno de los puntos de interés más destacados en los nuevos modelos Samsung Galaxy Tab S. Samsung establece en sus tabletas pantallas SuperAMOLED para ofrecer al usuario características diferenciadoras en este segmento. Si bien hace unos años lanzó un modelo de siete pulgadas con dicha tecnología, no ha sido hasta ahora cuando la firma ha optado de nuevo por este tipo de paneles OLED, y de qué manera. El modelo de 8.4 pulgadas llega con una impactante pantalla WQXVGA que eleva la resolución del panel orgánico hasta los 2.560 x 1.600 píxeles. En el caso del Tab S 10.5, la densidad de puntos se ve reducida por el mayor tamaño del display, aunque los 2.560 x 1.600 píxeles prometen ofrecer unas imágenes de muy alta calidad.

Samsung Galaxy Tab S en color marrón bronce

Entre las cualidades del panel OLED resaltan el alto nivel de contraste, con un ratio de 100.000:1, y Adaptive Display, un sistema que regulará la saturación y el brillo automáticamente dependiendo de las condiciones lumínicas de la escena en la que utilicemos el tablet e incluso dependiendo del tipo de aplicación usada. A este respecto cabe mencionar los modos AMOLED Cinema y AMOLED Photo, que permitirán al propio usuario realizar un ajuste personalizado para adaptar la visualización de vídeos y fotos a su gusto. En todo caso, este tipo de pantallas prometen colores más vivos, negros profundos y un alto nivel de brillo.

Samsung Galaxy Tab S en color blanco

Características técnicas en profundidad

El resto de especificaciones del Samsung Galaxy Tab S, tanto del 8.4 como del 10.5, es de alto nivel. En lo que respecta a la potencia de procesado, el tablet estará diferenciado por dos versiones, éstas a su vez diferenciadas atendiendo al mercado al que estén destinadas. En el primer caso nos encontramos con la versión con chip Samsung Exynos, un procesador con arquitectura de ocho núcleos y tecnología big.LITTLE que se dividirá en dos clúster de cuatro núcleos, uno ARM Cortex A7 de 1.3 GHz y otro ARM Cortex A15 de alto rendimiento con 1.9 GHz. En lo que compete a la otra versión, estará caracterizada por un procesador Qualcomm Snapdragon 801 con una frecuencia de funcionamiento de 2.3 GHz.Samsung Galaxy Tab S en color blanco

El sistema de almacenamiento estará determinado por versiones de 16 y 32 GB internos, ambas versiones con soporte para tarjetas de memoria microSD de hasta 128 GB. También es destacable la memoria RAM del sistema -Android 4.4. KitKat- puesto que se eleva a 3 GB.

Samsung Galaxy Tab S en color blanco

Dentro del apartado multimedia el componente más representativo, además de la propia pantalla en el modo reproducción de vídeos, es la cámara. La compañía ha incluido en esta ocasión un sensor de ocho megapíxeles que estará acompañado de un flash LED. También cuenta con una segunda cámara frontal de 2.1 megapíxeles. Ambas están dotadas con grabación de vídeo FullHD.

La conectividad es otro apartado de interés en esta generación Galaxy Tab S. A la diferenciación de las versiones WiFi y 4G tenemos que sumar prestaciones como la conexión inalámbrica WiFi ac dotada con soporte MIMO y las funciones propias de WiFi Direct y DLNA. No falta tampoco la conexión Bluetooth 4.0 y un puerto de infrarrojos para hacer las funciones de mando a distancia a través de la aplicación WatchON. Del mismo modo los tablet dispondrán de GPS asistido y compatible con la red de satélites GLONASS y Beidou.

Call Forwading

Tal y como ya anunció Apple en la conferencia para desarrolladores -WWDC- para iOS 8, Samsung también dará mayor peso a las tabletas a la hora de realizar llamadas. Y es que la función Call Forwading hará posible que el usuario realice llamadas con el tablet, a través del smartphone y SideSync 3.0.

Sensores

Si bien los dos modelos cuenta con los sensores más habituales, tales como acelerómetro, giroscopio, brújula, de luz y de proximidad (solo en versión con 4G), hemos de sumar uno nuevo, el sensor de huellas dactilares. Al igual que el Samsung Galaxy S5, los nuevos modelos Samsung Galaxy Tab S incorporan el sistema biométrico que, entre otras cosas, dará sentido al Multi User Mode, un apartado del sistema operativo que permitirá crear distintos perfiles de usuario. De este modo cada persona se podrá identificar mediante el lector y acceder a la cuenta correspondiente. Lo mismo sucederá con Kids Mode que, tal y como indica el propio nombre será un modo específico para niños que destaca por una interfaz simplificada y adaptada para la ocasión.

Autonomía

A pesar del ínfimo grosor de las tabletas, el fabricante ha compensado la fina estructura interna de las pantallas AMOLED para dar cabida a baterías de 4.900 mAh y 7.900 mAh. Aunque por el momento se desconocen los tiempos de autonomía oficiales, cabe destacar que los Galaxy Tab S incluirán el modo Ultra-Power Saving que estrenó en febrero el Samsung Galaxy S5. Este software permitirá maximizar las horas de uso de las tabletas gracias a la capacidad de optimizar el comportamiento de elementos como la pantalla (activación del “modo blanco y negro”) y procesador.

Disponibilidad

Los Samsung Galaxy Tab S, tanto en versiones de 8.4 y 10.5 pulgadas y conectividad WiFi y WiFi + 4G, estarán disponibles en dos colores: bronce titanio y blanco “deslumbrante”. El precio oficial anunciado ha sido de a partir de 399 dólares para la versión WiFi y 16 GB para el modelo de 8.4 pulgadas y a partir de 499 dólares para el de 10.5 pulgadas en versión solo WiFi y 16 GB. La fecha de lanzamiento se producirá a principios de julio en mercados muy determinados para posteriormente expandirse por el resto de regiones.

Samsung-Galaxy-Tab-S_1