Consejos para navegar seguros conectados a un WiFi público

Escrito por
software
1

Ya sea porque los utilizamos para ahorrar un poco de nuestra tarifa de datos, aprovecharlos cuando estamos en el extranjero para evitar el roaming o porque estamos trabajando desde un lugar público, son ya muy habituales los edificios públicos y establecimiento que ofrecen WiFi gratis a sus visitantes pero, si no tomamos las debidas precauciones, nos puede salir bastante caro.

Sentados en una cafetería, restaurante o, por ejemplo, en una biblioteca o estación de tren, cada vez es más común ver carteles en los que se nos ofrece la posibilidad de conectarnos a una red WiFi gratuita que nos ahorra algo de consumo en nuestra tarifa de datos y nos permite acceder cómodamente a Internet desde nuestro smartphone, y sobre todo desde los tablets ya que la inmensa mayoría cuenta con un dispositivo sin tarjeta SIM.

El crecimiento de estos puntos de acceso inalámbricos gratuitos ha sido exponencial en los últimos años pasando de 1,3 millones en todo el mundo a estimarse que llegarán a 5,8 millones para 2015. No deja de ser un atractivo que muchos establecimientos, como los hoteles, se han dado cuenta que pesa bastante en la decisión de compra de muchos usuarios.

wifi-pic-jonathan-white

Sin embargo, estas redes que son tan prácticas tiene un handicap importante, y es la seguridad. El programa Mundo Hacker del Canal Discovery Max realizó hace ya algún tiempo un interesante reportaje en la estación de Atocha de Madrid, mostrando en vivo y en directo como estas redes wifi ponen al descubierto muchos de nuestros datos que pueden ser capturados por un atacante que haya comprometido la seguridad o suplantado la identidad de una red wifi gratuita legítima.

Métodos de espiarnos cuando estamos en una red WiFi hay bastantes. El más sencillo es el que se ofrece en el vídeo ya que creando una red WiFi abierta falsa, llamado WiPhising, es posible capturar los datos de muchos incautos pero mediante técnicas como el “sniffing”, “spoofing”, ataques “man-in-the-middle”, etc.

En este punto ¿qué podemos hacer? Vamos a dejaros una serie de consejos para poder utilizar estas redes wifi gratuitas de forma responsable para salvaguardar nuestros datos de la forma más segura posible.

En un primer momento, si de verdad estáis preocupados por vuestra seguridad y teneis un terminal con una tarifa de datos, usadla. Es mucho más seguro este tipo de redes que cualquier WiFi a la que os podáis conectar.

Ahora bien, como comentamos al principio, por ejemplo no todos los tablets tienen esa posibilidad, pero si lleváis con vosotros un smartphone, ya sea Android, iOS o Windows Phone, podéis compartir la conexión de datos con él. Eso sí, no se os ocurra establecer el tethering del terminal sin contraseña y es recomendable que desactivéis cualquier tipo de opción que permita compartir datos entre los dispositivos conectados por si se os cuela un visitante que no ha sido invitado.

renew-wi-fi-stalker-640x361

Pero volviendo a los puntos de acceso público, el primero es cercioraros bien de cúal es el nombre del punto de acceso que se ofrece de forma “oficial” en el lugar. Con eso evitaremos conectarnos a una red falsa.

En segundo lugar, siempre que naveguemos en una red pública debemos desactivar todas las funciones que permiten compartir archivos de forma automática. Por ejemplo, la subida de fotos a iCloud o Google Drive o la función AirDrop de Apple que permite compartir archivos con dispositivos cercanos.

Debemos asegurarnos de que navegamos, en la medida que sea posible, en páginas “HTTPS” que son más seguras que las “HTTP” y si tenemos la posibilidad, instalar algún tipo de software firewall, algo que es más común en los ordenadores que en los dispositivos móviles, que pondrá una barrera para que nadie se pueda colar en nuestro sistema.

Pese a que esto va en contra de la “comodidad” que se ofrece en los terminales actuales, por ejemplo con el Wifi Sense de WP 8.1, pero debemos eliminar la posibilidad de que el dispositivo se conecte de forma automática a redes públicas indicándolo en los ajustes del dispositivo. Es un poco tedioso tener que hacer la conexión a mano cada vez que nos conectemos pero evitaremos que el smartphone o tablet pero es más seguro.

Guardian-Wi-Fi-security-t-007

Por último, una serie de recomendaciones de actividades que NUNCA deberíais hacer en una red WiFi pública, incluso si habéis seguido los consejos anteriores:

– No se debe realizar ningún tipo de transacción bancaria o compra online, de hecho, hay que evitar incluso conectarse para realizar consultas en nuestra cuenta bancaria ya que podemos comprometer la contraseña.
– No se debe enviar ningún tipo de mensaje o correo electrónico de contenido sensible o importante.
– No se debe acceder a servicios o conectarse con los sistemas de nuestro puesto de trabajo, sobre todo si en ellos se contiene información confidencial o sensible de la compañía.

¿Daríais algún consejo más? ¿Habéis sido víctimas de algún hacker en este tipo de redes? ¿Las utilizáis a menudo sin tomar precauciones? ¿Creéis que deberían regularse más? Dejadnos vuestras experiencias, consejos para el resto de lectores y opiniones en los comentarios además de que os invitamos también a debatir el tema en el foro de MovilZona.

Fuente: Secure Data Recovery