Movistar quiere que un 10% de su ventas sean Windows Phone

Escrito por
Operadores
1

Movistar quiere que 2014 sea el año en el que Windows Phone se convierta en algo relevante en sus ventas. Antes de la llegada de Firefox, Tizen o cualquier sistema operativo, el sistema americano debe ser el primer paso para frenar el crecimiento de Android dentro del operador azul. Objetivo: un 10% del total de las ventas del operador

Uno de los problemas a los que se enfrentan los operadores, además es algo dicho por ellos a los cuatro vientos es el dominio de Android. Siempre que pueden no pierden la ocasión de dejar claro que hablar de cuotas de mercado de un 80% no les hace mucha gracias y más en un negocio que los operadores consideran “suyo”. Por otro lado es una realidad que hasta la llegada de Firefox, Tizen y demás, Windows Phone es la única alternativa competitiva que hay en el mercado. Como todos sabemos Blackberry fue lo más de los más en su momento pero a día de hoy y a la espera de que la compañía diga hacia dónde va, no cuenta en esto y mucho menos cuando hablamos de gran consumo. A buen seguro que BlackBerry estará en la pomada por la información que tenemos es están preparando no solo cosas interesantes, sino de manera inmediata, no mucho más allá del MWC, pero de momento como decimos debe dejar paso a otros sistemas.

Otras opciones

Dicho esto, Firefox camina despacio en Latam y en Europa o al menos en España hasta que no haya terminales de gama media de cierta calidad y tenga servicios como WhatsApp poco puede hacer. Tizen es todavía una quimera, con toda la potencia de Samsung detrás pero parece que no acaba de llegar por lo que no es una solución a corto plazo. Los Ubuntu y demás sistema móviles de similar cuño tampoco hacen algo que sea mucho más allá de ser noticia y los fabricantes no quieren dar ese paso de probar con nada que no tenga asegurado el éxito.

De la mano de Nokia

Fuera de las generalidades, desde Movistar se han dado cuenta de que a Vodafone no le están saliendo mal la cosas con Windows, donde modelos de Nokia como el 520 están logrando unas ventas más que dignas. Además prepara al cliente para algo más que Android, quita peso de éste en el portfolio del operador, algo que gusta y mucho a los que mandan en cualquier operador. Movistar por su parte quiere también jugar a eso y ha confirmado a varias fuentes que hemos consultado su compromiso con Microsoft de empujar fuerte Windows Phone en 2014. Eso supondrá una fuerte inversión en recursos que a buen seguro viene financiado de la mano de Microsoft, empresa que lleva años detrás de conseguir una posición de fuerza en el sector. El ganador en todo esto no es otro que Nokia, marca ya Microsoft al 100%, con gran fuerza entre los consumidores por sus brillantes épocas pasadas y con una imagen de marca que todavía pesa y mucho entre el público en general.

Solo nos falta saber cuál será la posición de Orange y Yoigo al respecto, que a buen seguro no distará mucho habida cuenta del sentir de todos los operadores de quitarle fuerza a Android.