Un smartphone con pantalla flexible en los biseles puede ser el futuro

Escrito por
Móviles
0

Uno de los aspectos que más se trabaja en los departamentos de innovación de los fabricantes tiene que ver con la pantalla. El tamaño, la luz, el brillo, y desde hace un tiempo, la posibilidad de que se torsione, se curve o llegue a ser flexible es una realidad en la que se trabaja con muchas energía para ofrecerles a los usuarios unos terminales cada vez más espectaculares.

Ahora ya hay más pistas sobre todo esto, dado que la compañía SEL (Semiconductor Energy Laboratory) sería la responsable de un nuevo material flexible para el desarrollo de pantallas OLED con la capacidad de llegar más allá del borde de cualquier smartphone, y curvarse sobre el mismo para conformar un bisel táctil totalmente funcional.

De momento se desconoce que los fabricantes estén en procesos de negociación con esta empresa para iniciar la implementación de esta tecnología. No obstante, y tras Samsung y LG, que ya han sacado al mercado sus smartphones con pantalla curva, no es de extrañar que este sea un paso en la evolución lógica hacia unos terminales más potentes y con unas características cada vez más desarrolladas. Todo estará por ver, y que nadie se sorprenda, porque los límites ya no existen.

Resistente y flexible

Entre las cuestiones que más destacan de este futuro smartphone flexible es el nuevo material, denominado CAACC (C-Axis Aligned Crystal), además de esa condición de flexible, cuenta con altos niveles de durabilidad además ser muy ligero. Básicamente, estamos ante la primera tecnología capaz de doblarse hasta un diámetro de tan solo cuatro milímetros, sin que para ello disminuya la calidad de imagen.

Todo esto tiene una explicación, aunque está guardado bajo un secreto que reside en la disposición de los cristales que conforman toda la estructura del material. Los cristales están continuamente alineados, de tal forma que la pantalla no sufrirá daños cuando sea doblada.

A partir del nuevo material, el cuál utiliza semiconductores de óxido, SEL ha desarrollado una gama de pantallas OLED flexibles que cuentan con paneles LCD con altos valores de píxeles por pulgada. Por poner algunos ejemplos, dos de los prototipos de smartphone presentados por SEL, contaban con una pantalla de 3,4 pulgadas de 960×540 de resolución y 326 píxeles por pulgada, y con otra de 5,4 pulgadas de 960×1280 de resolución y 302 ppp respectivamente.

Sin duda se trata de un avance muy interesante que a buen seguro estará disponible dentro de muy poco, y visto lo visto, y las tendencias de los fabricantes, las pantallas seguirán evolucionando hasta límites que ahora mismo no conocemos.

No es nuevo

Esta tecnología no es del todo nueva, ya que a principio de año Samsung dió la sorpresa cuando presentó la pantalla fleixble “Youm”. La tecnología que ha empleado Samsung en este nuevo terminal es también OLED (Organic Light-Emitting Diode), que como bien se sabe se trata de una tecnología que no requiere de iluminación trasera, consume menos energía y tiene más brillo que las tradicionales LCD. La función básica es la misma que las pantallas LED, pero la diferencia es que son orgánicas y más delgadas. Además son más resistentes a los golpes y arañazos.