El final de Roaming en Europa vuelve a estar en el aire

Escrito por
Operadores
1

Pese a ser el plan europeo más ambicioso en 26 años del mercado de telecomunicaciones, tal y como lo denomina la Comisión Europea, el fin del Roaming, es decir el sobrecoste que se añade a las llamadas fuera del país de origen, no parece vislumbrarse en un horizonte muy cercano, al menos no tanto como tenía en mente la vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Agenda Digital, Neelie Kroes.

Las elecciones europeas, que se celebrarán en mayo de 2014, y más o menos antes de ese verano, era el horizonte marcado para eliminar el Roaming. Más o menos todo empezaba a aclararse, pese a que las operadoras de telefonía recelan mucho sobre la ejecución de esta acción, unas vagas promesas sobre la flexibilización de las normas en el marco regulatorio parecían un “buen caramelo” para que todas las partes destensaran la cuerda.

Pero todo eso presuntamente se ha ido al traste, y en las últimas horas surgen rumores sobre que las negociaciones tornarían muy al principio y habría que sentar nuevas bases sobre la eliminación del Roaming. El argumento de los principales países, sobre todo los que cobijan a las principales empresas de telecomunicaciones, es que “consideran la iniciativa prematura y demasiado exigente con las empresas”. Ante esta circunstancia, el sueño de ir progresivamente creando un mercado único parece desvanecerse.

Todo en el aire

Los estados miembros, que ahora deben pactar con el Parlamento un texto común, han recibido con escepticismo el plan que la vicepresidenta Neelie Kroes presentó el pasado 11 de septiembre. Por lo tanto, ahora todo se encuentra sostenido en una “calma tensa” que presumiblemente debe durar hasta el 24 y 25 de octubre, fecha en la que los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios tendrán una primera oportunidad para analizar la propuesta en el próximo Consejo Europeo.

Todas las partes inmersas en el proceso son conscientes de que el Roaming, es decir, ese sobrecoste en la llamada, es algo totalmente injusto, pero también entienden que las operadoras van a perder un dinero con el que se cuenta para llevar a cabo más inversiones.

Así pues, todos son conscientes de que habrá posibles variaciones, tanto en la fecha de entrada en vigor sobre la supresión del Roaming, así como las disposiciones finales a la propuesta inicial que planteó la Comisión.