Análisis de la conexión 4G de Vodafone con un módem LTE

Escrito por
Vodafone
0

Desde que Vodafone lanzase oficialmente sus nuevas tarifas de datos 4G el pasado mes de mayo, toda la actualidad e interés sobre esta tecnología inalámbrica se ha centrado en el rendimiento con smartphones compatibles. Sin embargo, en esta ocasión hemos querido analizar cuál es el comportamiento de la conexión con un módem 4G, a priori con una antena más potente y, por ende, capaz de ofrecer mejores resultados en lo que a velocidad de subida y descarga se refiere. Este ha sido el resultado.

Desde que las redes de cuarta generación empezasen a funcionar en EEUU, se ha especulado con la posibilidad de que éstas sustituyan en algún momento a las conexiones de banda ancha fija allí donde el ADSL, el cable o la fibra óptica no es la mejor opción técnicamente hablando (distancia a la central, inversión…). ¿Quieres conocer si las nuevas ofertas de banda ancha móvil 4G serían capaces de proporcionar acceso a Internet en estos casos? Probamos el rendimiento de la tecnología inalámbrica LTE con un módem 4G para salir de dudas.

Cobertura

Madrid es uno de los puntos neurálgicos de la telefonía móvil y, por tanto, es una de las mejores opciones para analizar el comportamiento de la nueva generación de conexiones de datos. Vodafone comercializa el 4G en la capital de España desde el pasado mes de mayo prometiendo velocidades de descarga de hasta 150 Mbps con un dispositivo compatible (LTE Advanced). Anteriormente habíamos tenido la oportunidad de probar el servicio con smartphones como el LG Optimus G. Sin embargo, hoy hemos probado el rendimiento del 4G (tarifa Internet Móvil 4G de Vodafone) con un módem LTE, conocido también como “pincho” o módem USB.

Resultados de los test

La prueba ha sido realizada en distintos puntos de Madrid en los que hemos realizado hasta tres test de velocidad en cada uno de éstos para una mejor valoración. La primera parada ha sido Puerta del Sol y el área de Sevilla. En estos puntos hemos registrado tasas de velocidad de descarga de hasta 70 Mbps y 20 Mbps en subida, tal y como os mostramos en las capturas.vodafone-4G_1

El segundo lugar escogido ha sido la zona del Congreso de los Diputados. La velocidad de descarga desciende hasta los 38 y 39 Mbps. La velocidad de subida se mantiene en torno a los 15 Mbps.vodafone-4G_2

También nos hemos acercado al Ayuntamiento de Madrid, enclave desde el que hemos podido realizar unos test de velocidad más discretos, tal y como muestran las capturas del test de velocidad de AdslZone.vodafone-4G_3

Por su situación en la ciudad, también hemos querido comprobar cómo funciona el 4G de Vodafone en la zona del estadio Santiago Bernabéu. Los resultados, en las gráficas.vodafone-4G_4

La siguiente parada estratégica fue la Plaza de Colón. En esta demarcación el módem 4G nos marcaba unos discretos 18 y 24 Mbps en descarga y 19 Mbps en subida, aunque fue el punto en el que la latencia descendió a su nivel más bajo, los 24 milisegundos.vodafone-4G_5

Gran Vía y la Plaza del Callao son los puntos donde mejor calidad de la conexión hemos detectado. Nuestro banco de pruebas, un portátil, el módem 4G y el test de velocidad de AdslZone, han conseguido un registro de hasta 75 Mbps en descarga y 31 Mbps en subida.vodafone-4G_6

A las puertas del Estadio Vicente Calderón y la zona circundante a la calle Embajadores la velocidad de la conexión 4G se mantiene en unos 19 Mbps. La latencia, el ping, se eleva en algunos casos hasta los 62 milisegundos.vodafone-4G_7

Por último, quisimos realizar las mismas pruebas en movimiento, en el coche. El resultado fue que no parece haber demasiada diferencia puesto que en la Gran Vía los test estuvieron cerca de los 50 Mbps en descarga y 25 Mbps en subida.vodafone-4G_8

Nuestras impresiones

La conclusión después de las numerosas paradas por el centro de Madrid es que el 4G ofrece unos niveles de descarga y subida más que aceptables, aunque en algunos casos la diferencia de rendimiento ha sido muy marcada. De la zona de Gran Vía a Plaza de Colón nos dejamos por el camino cerca de 50 Mbps. No obstante, la latencia de la conexión, salvo algunos casos, se ha mantenido en unos buenos niveles, en cualquier caso superiores a los ofrecidos por una conexión de ADSL.

A la pregunta de si el 4G ofrece la suficiente capacidad de descarga como para sustituir a las conexiones ADSL, sería una alternativa para aquellos que se encuentran lejos de la central o que, por situación geográfica, no disponen de cobertura de servicios como la fibra óptica o el cable. No obstante, el límite de descarga y la velocidad máxima de acceso a la Red una vez superado dicho límite son demasiados inconvenientes para convertir las redes LTE en la conexión básica para un domicilio. De hecho, durante el transcurso de las pruebas y test de rendimiento practicados consumimos más de 3 GB, eso en aproximadamente una hora.