Así se torturó al Samsung Galaxy S4 antes de salir a la venta

Escrito por
Samsung
4

Ayer mismo os hablábamos de cómo el Samsung Galaxy S4 resultaba vencedor antes el iPhone 5 en un test de resistencia de donde pudimos ver a los terminales sometidos a pruebas de lo más brutales. Hoy os traemos un nuevo vídeo de la mano de Samsung realizado con el fin de demostrar cómo la compañía surcoreana pone a prueba la resistencia de sus dispositivos en sus propias instalaciones.

Al principio, cuando Samsung comenzaba a hacerse hueco en el gran mercado de la telefonía móvil, uno de los terminales más resistentes del mercado pertenecía a la compañía finlandesa Nokia, incluso antes de que se comenzara a hablar de smartphones o teléfonos inteligentes. Ahora, varios años después y tras un largo recorrido en continua evolución en busca de todas las mejoras posibles, Samsung se encuentra a la cabeza del mercado de smartphones y no es para menos ya que cuenta con terminales muy potentes y que además resultan bastante resistentes ante distintas condiciones adversas.

El Samsung Galaxy S4 es un dispositivo muy resistente

En el vídeo publicado por Samsung vemos cómo “torturan” al Samsung Galaxy S4 con diferentes test de resistencia, algunos de ellos de lo más exagerados. En él vemos diferentes pruebas como un test de caída consecutiva en la que se arroja el terminal en repetidas ocasiones desde la misma altura a una superficie sólida de metal. Tras numerosas caídas vemos como el Samsung Galaxy S4 se encuentra en perfectas condiciones y sigue funcionando sin problema.

Otras pruebas referentes a caídas son el test de caída libre o un test en el que se introduce el smartphone suelto dentro de una especie de cubo y se da vueltas, por lo que el dispositivo va golpeándose de un lado a otro. Pasando a otro tipo de pruebas algo más duras nos encontramos con un test de impacto en el que el Samsung Galaxy S4 es golpeado con fuerza en el centro de la pantalla y por otro lado el test de resistencia de la cubierta de cristal de la pantalla. En ambos test tanto el smartphone como la cubierta de cristal salen totalmente ilesos.

A continuación, vemos cómo el dispositivo es introducido en el agua estando activo y este no deja de funcionar en ningún momento, incluso después de estar sumergido durante una buena cantidad de segundos. Por último, también nos muestran pruebas más extremas como introducir el dispositivo en un horno a alta temperatura y humedad, un test de electricidad estática e incluso se le introduce en una sauna de agua salada.

Viendo este vídeo no nos cabe duda de que el actual buque insignia de la compañía surcoreana es uno de los dispositivos más resistentes actualmente, aunque si podemos evitar cualquier golpe y accidente mucho mejor.


Continúa leyendo

Comentarios

4 comentarios
  1. Asteroide027 13 Jun, 13 19:32

    Impresionante. No lo pasa ni Superman.

    0
  2. Rubén 13 Jun, 13 20:38

    Todo marketing, en la puta vida aguanta ni la primera caída.

    0
  3. Victor 13 Jun, 13 23:00

    Un gran test aunque tendremos que ver si está no sería una campaña de marketing por parte de samsung para hacer ver el potencial de su smartphone.

    0
  4. Oscar Fernandez 17 Jun, 13 21:54

    Que prueben de canto como con el S3, que el Gorilla Glass parece un vaso de IKEA.

    0