El jailbreak de las Google Glass es una realidad

Escrito por
Android
0

Jay Freeman, más conocido tanto por su nick Saurik como por ser el creador y gestor de la app store alternativa para iOS Cydia, ha logrado el jailbreak de las Google Glass con el que se podrían eliminar cualquiera de las restricciones que imponga Google, al menos en la versión que ahora mismo tienen los desarrolladores.

La reciente liberación del código del kernel de las Google Glass han permitido al conocido hacker de la esfera iOS, Saurik, el jailbreak de las mismas cuando éstas sólo llevan un par de días en manos de los desarrolladores. Saurik, cuyo nombre real es Jay Freeman, comentaba para Forbes que “sólo me llevó dos horas conseguirlo mientras, al mismo tiempo, estaba cenando con unos amigos”. Aparentemente, ha aprovechado el exploit que hace unos días descubría el hacker B1nary y mostraba su éxito twitteando la siguiente imagen.

Google-Glass-Jailbroken

Saurik no es el primero en obtener el root, pero sí el jailbreak
Hay que señalar un detalle. Saurik no es el primero en conseguir el rooteo, es decir, tener permisos de superusuario en las Google Glass. Ese mérito hay que otorgárselo a Liam McLoughlin, que lo obtuvo un día antes que el creador de Cydia. Sin embargo, hay una pequeña diferencia entre ambos ya que Freeman no sólo ha obtenido acceso, sino que ha logrado eliminar las restricciones que impone Google y ahora puede instalar o modificar lo que quiera en su sistema.

Las Google Glass son un gadget algo más cerrado y bloqueado que un smartphone Android al uso. Por ejemplo, está permanentemente conectado a los servidores de Google para muchas de sus funciones y la propia empresa de Mountain View tiene acceso remoto a las mismas para, incluso, bloquearlas (“brickear”) el dispositivo como ha hecho con las subastadas en eBay. Es por ello que se habla de “jailbreak” a lo que ha obtenido Saurik. Gracias a ésto, entre otras cosas, se podría evitar esta “vigilancia” del gigante de internet y los usuarios más preocupados por su privacidad (que si es así, lo primero que no deben hacer es tener unas Google Glass) pueden habilitar el almacenamiento de datos en el propio dispositivo o en un teléfono conectado al mismo por bluetooth, en lugar de estar conectados y mandando información continuamente a los servidores de Google.

Google no suele poner muchos problemas
Ahora bien, Google se ha mostrado bastante más cercano a la comunidad de desarrolladores “alternativos” de Android al contrario que la batalla que mantiene Apple frente al jailbreak. De hecho, en el universo smartphone permite a fabricantes y usuarios el rooteo de los terminales y sus propios smartphones Nexus permiten casi cualquier tipo de modificación. De este modo, es de esperar que muestren algo más de disposición a apoyar la scene en sus gafas inteligentes y pese a que los logros de Saurik y el resto de desarrolladores son válidos, de momento, para las versiones de desarrollador de Google Glass, se espera que también funcionen en su versión comercial.