Apple no podrá controlar el precio de los libros electrónicos

Escrito por
Apple
1

Hasta la llegada del primer iPad en 2010, Amazon era dueño absoluto del mercado de libros electrónicos con su modelo de negocio y el lector Kindle. Sin embargo, la llegada de iBookstore en el iPad desencadenó un supuesto pacto entre Apple y las principales editoriales para fijar precios superiores a los ofrecidos por hasta entonces por Amazon. La situación está a punto de cambiar después de la investigación llevada a cabo por los organismos reguladores en EEUU y el Viejo Continente para tratar el pacto de precios de Apple.

En 2007, Amazon y su Kindle iniciaban un nuevo negocio, el de los libros en formato digital, hasta tal punto que se colocaba como la mejor y más completa alternativa con un 90% de cuota de mercado. Hasta poco antes de la llegada de Apple al sector con su iPad y la tienda de contenidos iBookstore, Amazon ofrecía todo tipo de títulos por unos 7.5 euros, incluidos los Best-Sellers. Sin embargo, la influencia de Apple con las editoriales desencadenó un pacto de precios que no solo impedirían a Amazon y a otros distribuidores a vender tan barato, sino que obligaban al sector a subir los precios.

El “pacto”

Poco después llegarían las investigaciones antimonopolio en EEUU. El Departamento de Justicia de Estados Unidos estableció que Apple pactó con las editoriales más importantes un precio para los libros electrónicos con el fin de acabar con la hegemonía de Amazon en el sector. Apple fijaba como precio “estándar” 15 dólares por libro, cuando Amazon lo estaba haciendo, anteriormente al pacto, por 9.99 dólares. La presión ejercida por la misma firma de la manzana y las editoriales más potentes del sector, tales como MacMillan, Hachette, Penguin, Simon & Schuster y HarperCollins, obligaron a minoristas y a la propia Amazon a subir precios.

Libre comercio

Dicho pacto está a punto de llegar a su fin en Europa después de que algunas de las editoriales de más peso hiciesen una oferta al departamento regulador europeo en septiembre (en EEUU tras la sentencia) para evitar males mayores como multas por dicho pacto de precios. De este modo, Amazon estaría en condiciones de repetir su política de precios anterior con descuentos y promociones durante, al menos, los próximos dos años. La decisión de la Comisión Europea podría conocerse dentro de un mes.