Samsung pierde el pulso con Apple en Japón

Escrito por
Generales
1

Si hay algo que todos conocemos es la constante guerra de patentes que hay entre Samsung y Apple. Las batallas legales son el pan nuestro de cada día y si no denuncia una es otra, ya sea en un país o en otro. Recientemente, Apple consiguió una victoria en California de la que seguramente todos hayamos oído hablar, ya que se condenó a Samsung a pagar a Apple la friolera de 1.100 millones de dólares. Pero parece que las tornas se han dado la vuelta y es ahora la compañía surcoreana la que está ganando un recurso detrás de otro en Estados Unidos, lo que le ha permitido volver a vender la Galaxy Nexus.

Ahora parece ser que Samsung se ha animado con estas últimas victorias y está dispuesta a plantar cara a la compañía de la manzana. Para ello, ha presentado una reclamación por infringir patentes en Japón, en la que se acusa a Apple de violar tres patentes de su propiedad. Lo que la surcoreana quiere conseguir con esto es que se detenga la venta de algunos productos como el iPhone 5.

Pero parece que la suerte no juega a favor de Samsung en esta ocasión, ya que de las tres reclamaciones que se habían presentado ya se han rechazado dos y a tercera está pendiente de valoración, por lo que se podía decir que en esta ocasión la surcoreana ha perdido la batalla y los productos de la compañía de Cupertino se siguen vendiendo con normalidad en Japón.

¿Hay algo de bueno en todo esto?

Ante esta continua sucesión de batallas por patentes, debemos buscar el lado positivo, y es que por ejemplo, se podría decir que en cierto modo favorecen al mercado en lo que a innovación se refiere. ¿Por qué? Muy sencillo, porque si estas sentencias se generalizasen, siempre y cuando no existan cosas que demuestren que son copias exactas, las compañías centrarían sus esfuerzos en mejorar sus productos y buscar alternativas para el mercado, independientemente de quién presente la denuncia.

Pero hay gente que piensa que Samsung no tiene nada que presentar en los juzgados en contra de Apple y que se retiren del mercado sus productos. ¿Entonces qué estaría pasando? Floriant Mueller de FOSS Patents, por ejemplo, ha señalado que lo que estaría buscando la compañía de la gama Galaxy no es otra cosa que retrasar el cumplimiento de los pagos de la sentencia de California, la que ya hemos mencionado al principio de la noticia. Pero las únicas que saben sus verdaderos objetivos son las propias compañías.