LG vuelve a ganar dinero con la telefonía móvil

Escrito por
LG
1

Dedicada desde sus orígenes a la fabricación y comercialización de productos electrónicos, el último año no ha sido un camino de rosas para LG en el apartado de la telefonía móvil. Sin embargo, parece que la tendencia ha cambiado porque en el tercer trimestre (julio, agosto y septiembre) de este año, los números han sido positivos con un beneficio operativo global de algo más de 200 millones de dólares.

LG Electronics, número dos del mundo en fabricación de televisiones, vuelve a ganar dinero con la telefonía móvil. Gran parte se lo debe a su gama Optimus L, formada por los modelos L3, L5, L7 y L9, que se han ido presentando entre los meses de enero y agosto, sin menospreciar el pequeño hueco que se ha abierto en el mercado el Optimus Vu, un phablet con pantalla de 5 pulgadas. A la vez que esto sucede, su división de televisores pierde cierto impulso. Así, las ganancias globales del tercer trimestre, entre julio y septiembre, le han dado a LG un beneficio operativo de unos 200 millones de dólares, cuando el año pasado este mismo trimestre arrojaba unas pérdidas de cerca de 30 millones de dólares.

Segmento de la telefonía móvil

LG ha sufrido mucho en los últimos años con relación a la telefonía móvil, primero acosado por la supremacía de fabricantes como Nokia o HTC y ahora más recientemente por la invasión de los iPhone de Apple y los Galaxy de Samsung, las dos marcas de moda en estos momentos.

Sin embargo, parece que LG ha sabido sobreponerse a una situación compleja en el último trimestre, consiguiendo unas ganancias en su división de telefonía móvil de más de 18 millones de dólares, recuperándose de unas pérdidas de más de 48 millones de dólares en el trimestre anterior. Estos datos marcan una clara mejoría de la empresa con respecto a las pérdidas del año anterior cuando su división de telefonía se “comía” los beneficios conseguidos a través de sus otras actividades: televisiones, electrodomésticos y equipos de aire acondicionado. Una situación que, incluso, llevó a la empresa a tener que vender nuevas acciones para recaudar fondos.

El futuro a corto plazo de LG pasa por las esperanzas puestas en terminales como el LG Optimus G (en el que se dice que está basado el nuevo Nexus 4) y en la segunda versión de su phablet, el Optimus Vu II, con los que espera recuperar su sitio dentro del mercado de los dispositivos de gama alta.