Apple obligada a admitir que la Galaxy Tab no es una copia del iPad

Escrito por
Apple
0

El último capítulo de la guerra judicial por uso fraudulento de patentes que mantienen Apple y Samsung nos traslada al Reino Unido. Apple ha perdido un recurso que le obliga a admitir públicamente que la tableta Galaxy Tab de Samsung no es una copia del iPad, la razón por la que empezó el proceso. Aún así, la compañía de la manzana todavía puede acudir al tribunal supremo de este país.

Desde que Samsung empezara a cosechar éxito con sus Galaxy, smartphones y tabletas, las demandas judiciales de Apple se han multiplicado. Todas ellas tienen de fondo un problema de uso ilícito de patentes y sobre todo, una idea que siempre trata de transmitir la compañía de la manzana en todos los procesos: el fabricante coreano ha copiado sus productos. Los procesos por esta causa están abiertos en muchos países del mundo, desde Australia hasta Estados Unidos, pasando, por supuesto, por Europa. Así, tras un primer intento de recurrir una sentencia en Reino Unido, el juez obliga a Apple a admitir públicamente que el Galaxy Tab no es una copia de su iPad.

Hasta hace unas semanas no estábamos acostumbrados a leer o escuchar a los de Cupertino pedir disculpas públicamente. El caso más reciente, y chocante, han sido las declaraciones de Tim Cook reconociendo los errores de su aplicaciones de mapas en iOS 6, en las que también admitía que había otros software mejores que el suyo. Ahora, la sentencia condenatoria en Reino Unido les obligará a pedir disculpas públicas nuevamente, salvo que recurran al tribunal supremo del país, su último recurso.

Las consecuencias

La página de noticias Android Ayuda ha dejado claro que si la sentencia no se recurre y finalmente se ejecuta, tendría valor en toda la Unión Europea con una consecuencia muy clara: Apple no podría demandar a Samsung por este mismo asunto de la Galaxy Tab e iPad en ningún país de la UE. De momento, parece que la compañía de la manzana se lo está pensando y aún no ha hecho declaraciones oficiales sobre este asunto. Mientras tanto, Samsung no ha cambiado de parecer respecto a lo que pensaba anteriormente: Apple no ha sido, ni mucho menos, la primera compañía en lanzar un producto al mercado “rectangular con esquinas redondeadas”. Los coreanos son de la opinión de que si los estadounidenses siguen por el camino de las demandas judiciales, afectará gravemente al sector de la tecnología móvil y por tanto, a los usuarios finales.