Google trabaja en la creación de aplicaciones inteligentes y autónomas

Escrito por
software
0

La tecnología avanza día tras día sin parar, llegando a originar cosas que jamás hubiéramos imaginado que pudieran existir, que se quedarían en meras suposiciones o en tecnología de películas de ciencia ficción. ¿Qué te parecería poder manejar las aplicaciones con tu mente?

Según información llegada por parte de Technology Review, los ingenieros de Google han invertido muchísimo trabajo en la creación de un software que sea capaz de simular neuronas humanas conectadas, capaces de comunicarse de forma independiente entre sí y poder aprender sin la intervención de ningún humano.

El software de aprendizaje de Google está basado en la simulación de grupos de neuronas conectados para comunicarse e influir unas en otras. Como en una red neuronal, las relaciones entre las diferentes neuronas pueden cambiar, lo que hace que la red tenga la capacidad de reaccionar de una manera diferente frente a los datos entrantes de una forma particular, y de esta forma es como el sistema aprende.

El “cerebro virtual” aporta mejoras en rendimiento

Este software, que bien podría ser denominado “cerebro virtual”, actualmente está destinado a hacer los productos de Google más inteligentes, siendo el reconocimiento de voz el primer servicio que se está siendo beneficiado de esta nueva tecnología, según informa Technology Review. Vicent Vanhoucke, uno de los desarrolladores del reconocimiento de voz de Google, ha señalado en dicha revista que el “cerebro virtual” ha producido una mejora notable de entre el 20 y el 25 por ciento en la capacidad del software de reconocimiento de voz para identificar correctamente las palabras.

Desde la revista de Technology Review se especula sobre varios usos que podría tener el ”cerebro virtual” como por ejemplo, la conducción autónoma de coches de Google y sus gafas de realidad aumentada. Se podría decir que cada vez estamos más cerca de una realidad que quizás hace unos cuantos años veíamos muy lejana, pero que la tecnología ha permitido que sea posible.