Así se repara un Samsung Galaxy S3

Escrito por
Samsung
2

Empezando por la carcasa posterior y la batería, la idea es mostraros cómo reemplazar el cristal frontal del Samsung Galaxy S III sin tener que acudir a una empresa especializada. Eso sí, las herramientas para llevar a cabo el proceso tienen que ser las adecuadas –como la pistola de calor– y hay que tener bastante paciencia –incluso para ver el mencionado vídeo que dura más de 18 minutos–.

Siempre que os mostramos un vídeo que versa sobre estos temas o sobre la posibilidad de implementar algún tipo de software “no oficial”, es necesario tener el conocimiento y las herramientas necesarias para llevarlo a cabo, porque si por lo que sea fallamos en el intento, la garantía no tendrá validez. El vídeo que os mostramos a continuación, de algo más de 18 minutos, nos muestra cómo reemplazar el cristal que protege la pantalla del Samsung Galaxy S III. Lo primero que hay que hacer es retirar los componentes habituales, es decir, la carcasa posterior, la batería y las tarjetas micro SIM y micro SD. Más que nada, porque para levantar este cristal se aplica calor y de esta manera no dañaremos estos elementos.

El siguiente paso es el más delicado, ya que utiliza la punta de una navaja y luego una pequeña cuña –desmontable– para empezar a levantar el cristal por una de sus esquinas. El resto de los minutos hasta conseguir levantar completamente esta pieza es una cuestión de paciencia y de uso de la pistola de calor. Aplicando lentamente sobre el cristal el calor, el experto en cuestión consigue ir despegando el cristal, eso sí con mucho cuidado para no dañar el panel inferior.

Por fin…

Sobre el minuto 9:10 del vídeo, se consigue quitar el cristal por completo, dejando la pantalla completamente desprotegida. Además, llega otro proceso bastante delicado que es retirar, con mucha precaución, los restos de adhesivo que han quedado en el panel. También es cuestión de paciencia y de dejarlo completamente limpio antes de poner la pieza de sustitución. Por cierto, sobre el minuto 11:40, mientras el protagonista pasa la camiseta para limpiar el frontal, se le cae una pieza de la parte inferior del S III. Mucho cuidado con esto, procura hacerlo sobre una mesa, ya que a él le ha dado después bastantes problemas.

Entonces llega el momento de poner el repuesto, sin marcar el cristal con los dedos. Simplemente se coloca en su sitio y se aplica calor, mientras se sigue presionando. Más que recomendable hacer esto último con un paño sobre toda la superficie frontal del terminal. Y la prueba final es que la pantalla funciona perfectamente tras colocar todos los elementos que habíamos retirado en un principio.