Comscore

Comparativa: iPhone 5 contra Samsung Galaxy S3

Apple presentó ayer, por fin, su iPhone 5 y la mayoría de las filtraciones de las últimas semanas en los medios de comunicación se han confirmado. Aunque es una obviedad, lo normal es que el nuevo terminal de la compañía de la manzana se convierta en el rival natural del Samsung Galaxy S3 que, desde el mes de mayo, ha dispuesto del mercado mundial para él solo, sin que nadie le hiciera sombra. Pero ¿cuáles son las diferencias entre uno y otro?

Vamos a empezar por el exterior de ambos terminales. Apple ha conseguido encajar una pantalla de 4 pulgadas en un terminal que, aunque ha aumentado el alto (123,8 milímetros), ha mantenido el ancho (58,6 mm) y ha disminuido su grosor hasta los 7,6 milímetros (recordar que el iPhone 4S esta última medida era de 9,3 mm). Por tanto, el peso del iPhone 5 es de 112 gramos algo que debe en parte a su cuerpo de aluminio anodizado y al perfecto corte con incrustaciones de cristal para conseguir el acabado final. El Samsung Galaxy S III, con una pantalla de 4,8 pulgadas, le supera en alto (136,6 mm), en ancho (70,6 mm), en grosor (8,6 mm) y en peso (133 gramos). Esto significa que si quieres un terminal algo más pequeño, tendrás que renunciar a casi una pulgada de tamaño de pantalla.

Además del tamaño, otro tema interesante del nuevo iPhone 5 es la pantalla con tecnología de Retina pero con una resolución mayor, 640 por 1.136 píxeles, una densidad de 326 ppp y Gorilla Glass para su protección. El Samsung Galaxy S III utiliza su tecnología Súper AMOLED para la pantalla con una resolución mayor, 720 por 1.280 píxeles, pero algo menos de densidad en sus puntos por pulgada, 306. También utiliza Gorilla Glass pero en su segunda versión.

Apple iPhone 5 frente a Samsung Galaxy S3

El lío de las redes

Primero vamos a enunciaros las redes con las que puede trabajar cada terminal y luego os explicamos el lío del LTE. El iPhone 5 puede funcionar, dependiendo del modelo, con redes 2G (GSM 850, 900, 1800 y 1900, y CDMA 800, 1700, 1900 y 2100); 3G (HSPA 850, 900, 1900 y 2100, y CDMA2000 1xEV-DO); y 4G (LTE 700, 850, 1800, 1900 y 2100). El Samsung Galaxy S III también trabaja con 2G –GSM–, 3G –HSPA–, y 4G –LTE–. Como todos nuestros lectores saben, las redes que proporcionan una mayor capacidad y velocidad para el manejo de datos son las últimas, el llamado 4G, pero no todos los países cuentan con ellas y menos en Europa que, en este aspecto, vamos bastante retrasados con respecto a Norteamérica y Asia. Así, los operadores LTE en los que se apoyaría el iPhone 5 y con el Galaxy S III están en: Estados Unidos (AT&T, Sprint y Verizon), Canadá (Bell, Rogers y Telus), Japón (KDDI y Softbank), Alemania (Deutsche Telekom), Reino Unido (Everything Everywhere), Australia (Optus y Telstra), Corea del Sur (SK Telecom y KT), Hong Kong (SmarTone) y Singapur (M1 y SingTel). Es obvio que los operadores que no tengan esta tecnología permiten el funcionamiento tanto el iPhone 5 como del Samsung Galaxy S III a través de sus redes 2G y 3G, esa es precisamente su versatilidad.

Hablando de operadores, otro tema interesante es el relacionado con la tarjeta SIM. El Samsung Galaxy S III viene con una micro SIM, igual que la que lleva el iPhone 4S. Pero el iPhone 5, tal y como se lleva filtrando semanas, se ha decantado por la nano SIM, aún más pequeña que la anterior. Así que, si finalmente te decides por el nuevo modelo de Apple, tu tarjeta micro SIM no valdrá para este terminal.

Memoria

El Samsung Galaxy S III, lo mismo que le iPhone 5, se ha decidido por una RAM de 1 GB. En cuanto a la capacidad de almacenamiento interno, 16, 32 o 64 GB, es una de las características que tendrás que elegir cuando adquieras cualquiera de los dos terminales. Evidentemente, el precio va en función de los GB. En el caso del nuevo terminal de Apple, de momento, solo se conocen los precios en dólares con operadores estadounidenses: 199, 299 y 399 dólares en función de su capacidad de almacenamiento. A esto hay que añadir que el iPhone 4S se queda en 99 dólares. Para saber lo que costará en España tendremos que esperar aún unos días.

La consecuencia de la aparición del iPhone 5 con unos precios, a través de operador, bastante ajustados, es que ya hemos encontrado páginas como la de Amazon en la que operadores como Sprint ofrece el Samsung Galaxy S III de 16 GB por 119,99 dólares o el de 32 GB con Verizon por 249,99 dólares. La bajada de precios es consecuencia del “efecto iPhone”. Veremos lo que pasa en Europa.

Por cierto, en este apartado de memoria no podemos olvidar un detalle magnífico para el Galaxy S III y es que lleva ranura para tarjetas micro SD (hasta 64 GB). El iPhone 5 no cuenta con esta opción.

iPhone 5 de colore negro

Pequeños detalles a tener en cuenta

En la primera parte de este repaso al iPhone 5 y al Galaxy S III ya hemos hablado de las redes con las que pueden trabajar, pero hay que mencionar un detalle más: los Mbps a los que puede trabajar en 3G. Nos interesa porque son las redes que estamos manejando en España sobre todo para la transmisión de datos. El Samsung Galaxy S III en modo HSPA alcanza una velocidad máxima de bajada de 21 Mbps (HSDPA) y de 5,76 Mbps de subida (HSUPA). En cambio, el iPhone 5 es capaz de, además de alcanzar estas velocidades mencionadas, trabajar en modo DC-HSDPA a 42 Mbps.

Por otro lado, cuando decimos que un terminal tiene Wi-Fi o Bluetooth hay que profundizar más y ver cómo son. En este caso, los dos terminales comparten la versión 4.0 de Bluetooth y son Wi-Fi a, b, g y n (hasta 150 Mbps teóricos, señala Apple). Ambos pueden trabajar en modo tethering y el iPhone 5 añade lo que llaman Wi-Fi Plus Cellular ligado al sistema operativo iOS 6 que evita problemas de conexión cuando hacemos tethering, conectándose a la red de datos mientras la conexión Wi-Fi mejora. El Samsung Galaxy S III cuenta, además del tethering, con tecnologías DLNA y NFC.

Llegados a este punto hay que darle otro punto positivo al Galaxy S III con su maravillosa conexión micro USB estandarizada. El iPhone 5, por el contrario, viene con una nueva entrada, diferente a la del iPhone 4S, denominada Lightning con clavija reversible y con la opción de compra de un adaptador –29 dólares– para conectar a los accesorios anteriores a su aparición. Desde luego es una buena manera de activar este mercado y de obtener beneficios, pero no creo que cadenas de hoteles, gimnasios o vehículos con tienen la conexión del iPhone 4 o 4S estén tan contentos con la noticia. Un buen ejemplo es el sentir que ya ha recogido The Wall Street Journal en sus páginas.

Nueva conexión del iPhone 5

Espacio multimedia

El elemento que mejor representa este apartado es la cámara. Inicialmente, nos puede parecer la misma que lleva el iPhone 4S porque también es de 8 megapíxeles con flash de LED, lo mismo que la del Samsung Galaxy S III. Observando sus características con un poco más de atención, veremos que se ha mejorado la estabilización de imagen, que incluye un modo panorámico, que la detección facial trabaja ahora hasta con 10 personas y que ya se pueden hacer fotos mientras se graba vídeo. Algo que también puede hacer el S III.

Los dos terminales cuentan también con auto enfoque y con la posibilidad de hacerlo con un simple toque. Las dos cámaras principales pueden grabar vídeo HD a 1080p y 30 fps, y en el caso del iPhone 5 con luz de LED. En cuanto a las secundarias, la FaceTime del iPhone 5 tiene una resolución de 1,2 MP y la del S III de 1,9 MP. Eso sí, las dos puede grabar vídeo a 720p y 30fps, una interesante mejora respecto del iPhone 4S. Hablando de imágenes, junto con el nuevo terminal se ha presentado un sistema, PhotoStream, similar a Instagram pero para usuarios de Apple.

Y es que Apple se está intentando desmarcar de todo lo que huele a Google y por tanto, también de aquellos terminales que implementan Android como sistema operativo. Ya lo comentábamos hace semanas cuando se rumoreaba que el iPhone 5 no iba a venir con Maps y la consecuencia es que la compañía de la manzana ha optado por un sistema de mapas y navegación propio. Recordar que el Samsung Galaxy S III soporta A-GPS y también GLONASS, lo mismo que el iPhone 5.

El terreno del audio también ha sido un punto importante en la presentación que hizo Apple ayer de su iPhone 5. En el modelo se han introducido nuevas funciones de audio mejoradas como un sistema de micrófono direccional y una nueva tecnología para cancelar el ruido de fondo. Además, el terminal incluye una banda para audio que, según han comentado, será soportada por más de 20 operadores en todo el mundo. Y es que Apple sigue apostando por su asistente personal por voz, Siri que mejora incluyendo nuevos idiomas, acceso a resultados deportivos, recomendaciones de restaurantes y listas de películas. A estos datos que os suministramos también hay que añadir algo que se filtró a la prensa a la semana anterior a la presentación del iPhone 5, el rediseño de sus auriculares EarPods con un cambio de imagen total.

Sistema operativo

De todos es sabido que el nuevo iPhone 5 iba a ser el primer smartphone en implementar iOS 6, la nueva versión del sistema de Apple. La gran diferencia con Samsung es que los coreanos son adictos a Android y que el S III viene de serie con la versión 4.0 Ice Cream Sandwich. Junto con iOS 6 de la que hemos hablado en repetidas ocasiones, en la navegación hay novedades, ya que ahora desde Safari podremos tener una pantalla completa de una página web, algo que no se podía en modelos anteriores.

Lo que Apple oculta

Cuando conocemos un terminal de marcas como Samsung, LG o HTC lo primero que nos dicen es cuál y cómo es su procesador y su GPU. Del S III lo sabemos todo: un chip Exynos 4412 de cuatro núcleos a 1,4 GHz, Cortex-A9 y con una GPU Mali-400 MP. Del iPhone 5 y Apple parece empeñarse en no decir nada, solo sabemos que su procesador es un A6, un 22% más pequeño que el A5 y que es el primer ARM Cortex-A15. Ahora bien, desde este punto solo hay suposiciones hasta que el terminal pueda ser probado. Nos ha resultado muy interesante la noticia de la página PC Perspective, en la hace un repaso de las posibilidades del A6, con una frecuencia de reloj entre los 1,3 y 1,7 GHz, pudiendo alcanzar los 2 GHz en ciertas aplicaciones según las especificaciones propias de Cortex-A15. En cuanto a su GPU, el candidato más probable es la unidad SGX543MP4 de PowerVR.

Procesador A6 del iPhone 5

Otro detalle que Apple siempre deja en el aire es la capacidad de su batería en mAh. Del S III sabemos que es de 2.100 mAh con unos tiempos de autonomía (en modo 3G) de unas 790 horas en espera y de 11 horas y 40 minutos de conversación. En el caso del iPhone 5, al menos, se ha comunicado oficialmente la autonomía que, en 3G, serían unas 225 horas en espera y 8 de conversación.

Finalmente…

Cuando se presentó el Samsung Galaxy S III podíamos elegir entre menos colores pero ahora ya tenemos las siguientes opciones: azul, blanco, negro, gris titanio, granate o ámbar. El iPhone 5, de momento, solo vendrá en dos tonos: blanco/plata y negro/pizarra. Esperemos que todos estos detalles que te hemos comentado sobre los dos terminales te ayuden a elegir cuando el nuevo iPhone llegue a España el 28 de septiembre, momento en que conoceremos, si no se filtra antes, las condiciones de su adquisición y el precio.

Compártelo. ¡Gracias!

Lo que comparten tus amigos

MovilZona © 2009 - 2013