El iPad le cuesta 60 millones a Apple

Escrito por
Apple
0

 Se resuelve la demanda de Proview contra Apple por la utilización de la marca “iPad” que había bloqueado las ventas del tablet en el país asiático gracias a un acuerdo entre ambas partes que le ha costado a los de Cupertino 60 millones de dólares.

Al final, como comentan en The Verge, hay acuerdo entre Apple y Proview por la disputa acerca de la marca Apple y para desbloquear las ventas del último tablet en China. Como se preveía, y anuncia el juzgador de Guangdong que estaba cursando la demanda, ambas firmas han llegado a un acuerdo económico por el que finalmente la compañía californiana ha pagado 60 millones de dólares a la china. Aunque la cifra no es nada desdeñable, un abogado de Proview comentaba a Asociated Press que en un principio habían esperado obtener 400 millones de dólares, pese a todo, consideran el acuerdo “aceptable para ambas partes”.

El nuevo iPad tiene vía libre en China

De esta forma, se aleja el fantasma del bloqueo de las ventas del nuevo iPad en un suculento mercado para Apple y en el que tiene puestas muchas de sus esperanzas para el futuro. No en vano tiene una dimensión que equivale al de Europa y EE.UU. juntos y son muchas las noticias que dan cuenta de la fiebre que hay por los productos con la manzana impresa así como su cohorte de copias.

Un peligroso precedente

La pregunta ahora es ¿cómo va a afectar esto a la estrategia de Apple en extremo oriente?. Bien es cierto que la cifra aportada, dado el cash de Apple, no es algo que pueda hacer peligrar sus resultados pero es un peligroso precedente, ya que está claro que cualquier juzgado del país va a declinarse por sus empresas nacionales. Además del peligro de que muchas empresas asiáticas demanden a Apple por tal o cual producto en el futuro, los de Cupertino tienen su fuerza productiva en China, a la que están presionando para mejorar condiciones y salarios de sus empleados. Es probable que viéndose en una situación de poder, reclamen a Apple un aumento de sus márgenes, lo que reduciría los de la californiana o, lo que es peor, obligaría a aumentar más el precio de sus productos. Sea lo que fuere, es probable que esta no haya sido la última visita de Apple a la corte judicial de China.