La comparativa definitiva: Jelly Bean contra iOS 6 y Windows Phone 8 (III)

Escrito por
Windows Phone
0

Concluimos la trilogía de artículos de la comparativa a tres bandas entre los nuevos sistemas operativos que han presentado en un emocionante mes de junio tanto Apple como Google y Microsoft: Jelly Bean, iOS 6 y Windows Phone 8 frente a frente.

En este último repaso a lo que dan de sí los sistemas operativos más potentes que hemos visto hasta el momento queremos puntualizar que no hemos comparado en ningún momento lo que podrán dar de si en diferentes teléfonos, sino lo que será común a toda su plataforma. Es por ello que puede que queden algunos flecos fuera, como también mucha rumorología no confirmada, ya que nos hemos centrado en lo que va a suponer el día a día de la interacción de los usuarios con estos nuevos OS.

Mensajería

iMessage es una gran función, pero a la que le falta mucho por desarrollar. Se puede decir que aún está en fase beta. Mientras que es posible enviar mensajes entre teléfonos, tablets y portátiles, no hay posibilidad de llevar realmente nuestra cuenta, mediante sincronización en iCloud, en cualquier dispositivo y no todos los mensajes llegan a todos los aparatos conectados. Es de suponer que iOS 6 remediará esta situación.

De nuevo Google y su Gchat tienen, por el momento, la mejor opción en este sentido y su integración con Google Voice permite, incluso, dictar los mensajes que aparecerán en cualquier dispositivo en el que abramos el servicio.

Por su parte, Microsoft, además de la integración con los diferentes chats en redes sociales, dejará este aspecto también en manos de Skype. Por otra parte, su sección “People” permite mantener unificados en una sola ventana todos los mensajes, ya sean SMS, chats o Facebook, que intercambiemos con cada usuario.

Iconos inteligentes

Pese a su innegable estilo, los iconos de Apple son bastante sosos en cuanto a mostrar información. Fuera de los globos con la alerta de las notificaciones hay poca actividad en las imágenes del sistema de Cupertino. Recientemente ha sido una sorpresa ver en acción las ruedas del icono de las actualizaciones OTA, lo que parece un indicio de que Apple está trabajando en ello pero aún somos escépticos.

Apple tampoco pone mucho interés en este aspecto y Jelly Bean no parece que vaya a cambiar el rumbo. Pero la diferencia está en que en el sistema de Google este trabajo está destinado a los widgets que en Apple se limitan al centro de notificaciones.

Aquí Windows Phone 8 y sus “Live Tiles” son los más espectaculares y quien más tiene trabajado este aspecto de la interfaz. No sólo muestra notificaciones y información interesante (eventos, textos, meteorología) sino que están organizados en una práctica cuadrícula y pueden ser redimensionados en tres tamaños diferentes para mostrar más o menos información.

Compartir contenido multimedia
Apple, de momento, tenía la mejor implementación en este sentido con AirPlay que permitía lanzar cualquier contenido desde el ordenador o dispositivo iOS a unos altavoces o al AppleTV, y por consiguiente, a la pantalla a la que está conectada. Además es posible tener una biblioteca de iTunes común de forma inalámbrica con la opción “Compartir en casa” y transmitirla de la misma forma.

Pero eso es todo ya que, de momento, sólo a partir del iPad 2/iPhone 4S se puede hacer mirroring con AirPlay y no de todas las funciones. Parece que en breve se podrá hacer también con ordenadores con OSX Mountain Lion. Sin embargo ni FaceTime, iMessage o cualquier otra actividad del sistema puede ser compartida.

Google con el Nexus Q quiere llevarse el gato al agua en este aspecto. Esta “bola” llena de inteligencia permitirá disfrutar de contenidos ubicados en la nube, lo que es ya un punto más que Apple y su AirPlay, ya sea en nuestro televisor o en unos altavoces externos. A la espera de tenerlo en las manos, parece que ofrece un más robusto sistema que la propuesta de Apple.

Pero Microsoft tiene una palabra mágica, SmartGlass, su potente Xbox como centro multimedia y el servicio Live! como baluarte. No sólo permitirá compartir contenidos, comprarlos para todos los dispositivos y verlos en la pantalla que queramos. El sistema permitirá mostrar información adicional en las pantallas portátiles mientras vemos un contenido. En teoría, incluso podríamos hacer cosas como que mediante unos cascos, alguien pueda ver una película en un idioma en la tele y otro streaming de audio desde el teléfono. Además, no sólo será compatible con Windows Phone 8, sino con sus dos competidores también.