Apple fija su nuevo objetivo en las pantallas AMOLED de Samsung

Escrito por
Apple
0

Hon Hai Precision, el conglomerado industrial asiático que reúne casi la totalidad de proveedores y fabricantes de componentes para Apple, se alía con Sharp y su presidente, Terry Gou, vaticina que derrotarán a Samsung tanto en su faceta como primer productor de pantallas así como la calidad de sus pantallas AMOLED.

Puede que a muchos el nombre de Hon Hai Precision Industry no os suene mucho, pero si os decimos que es el conglomerado industrial asiático en el que se integra Foxconn quizás ya lo relacionéis con otro gran nombre de la industria. En efecto, Hon Hai Precision aglutina la inmensa mayoría de proveedores y la cadena de montaje de la inmensa mayoría de los productos de Cupertino y acaba de firmar una joint venture con la japonesa Sharp.

El objetivo es Samsung y sus pantallas AMOLED

Esto, que en un principio no parece tener repercusión más allá del mundo industrial, tiene un objetivo, y no es otro que destronar a la propia Samsung como principal proveedor de pantallas del mundo y la calidad de sus pantallas AMOLED.

Esta joint venture no es sólo sino la consecuencia de que en marzo, la primera se convirtiera en el principal accionista de la segunda con la compra del 10% del capital de Sharp por cerca de 900 millones de dólares. El presidente de la Hon Hai, Terry Gou se hacía de forma particular, as u vez, con el 46.5% de la participación en la planta de producción de paneles LCD de 10ª generación de Sharp situada en Sakai.

El presidente de Hon Hai tiene una vendetta personal con Samsung

El propio Gou, aventuraba que la alianza entre ambas marcas no sólo lograría este objetivo, sino que se cumpliría en un ambicioso plazo de 3 a cinco años. Y es que el presidente de Hon Hai tiene una “vendetta” personal contra Samsung en la que ha manifestado, expresamente, que su objetivo en la vida es derrotar a la empresa coreana, una compañía, según sus palabras “con un historial récord por difamar a sus competidores”.

Gou se refería, con estas palabras, a la denuncia de Samsung en 2010  de cuatro compañías taiwanesas ante la Comisión Europea por pacto de precios en el mercado de los paneles para pantallas. Esto supuso una multa de 433,92 millones de euros para Chimmei Innolux, parte del conglomerado de Hon Hai, AU Otpronics Corp., Chinghwa Pictures Tubes y HannStar Display Corp. Además, Samsung fue excluida de la investigación por ser un “testigo contaminado”. “Respeto a los japoneses y especialmente su forma de trabajar y su estilo de comunicación” concluía Gou, “a diferencia de los coreanos, ellos no te apuñalarán por la espalda”.