Steve Jobs y el iPhone 5, juntos hasta el último momento

Escrito por
iPhone 5
0

El que fuera CEO y alma máter de Apple, Steve Jobs, dedicó la recta final de su vida a dar forma al iPhone 5. Poco después de su muerte ya se anunciaba que el nuevo iPhone sería el último producto que contaría con el sello de Jobs, información que vuelve a surgir más de medio año después.

Los detalles de la noticia provienen de Bloomberg, justo poco después de que otros importantes medios como Wall Street Journal y Reuters destapasen detalles sobre el iPhone 5. La información vuelve a salir a flote y destaca el contraste entre la opinión que tenía Steve Jobs acerca de los smartphones con pantallas de considerables dimensiones y el hecho de que existen evidencias de un iPhone 5 con display de cuatro pulgadas.

Ahora sí, en torno a las cuatro pulgadas

Con el Samsung Galaxy S3 ya en el mercado, ahora toda la expectación gira en torno al iPhone 5, la última gran novedad que se espera para este año y que aún no ha sido desvelada. Los detalles que más rumores han suscitado han sido las características de su pantalla, concretamente su tamaño. Durante los últimos días han aflorado rumores con sólida base (información de proveedores como LG Display, Sharp y Japan Display) que indican que ésta será superior a las 3,5 pulgadas del display Retina acomodado en el iPhone 4S.

Las tendencias del consumidor mandan

A raíz de los pormenores que han salido a la luz, Bloomberg ha aprovechado la coyuntura para no solo recordar que Jobs estuvo involucrado hasta el final en el desarrollo y diseño del iPhone 5, sino que si finalmente vemos un iPhone con display de cuatro pulgadas, tal y como se rumorea, querrá decir que Steve tuvo que sucumbir a sus ideales. Y es que en varias ocasiones dijo en público que Apple no fabricaría un iPhone con pantalla de mayor tamaño porque no se vendería. No obstante, también cabe la posibilidad de que los actuales representantes de la compañía hayan optado por dar un golpe de timón y hayan variado las bases del proyecto adaptando el diseño inicial del teléfono a las nuevas cotas de la pantalla. El objetivo no sería otro que competir con los smartphones Android que, como hemos podido comprobar, tienen paneles táctiles cada vez de mayores dimensiones.

Sea como sea, el resultado final, que se podrá contemplar una vez conozcamos las características del nuevo iPhone, será un diseño, el último, avalado por la perspicacia de un visionario como Jobs que siempre conseguía adelantarse al avance de la tecnología.