Apple cede y cambia el diseño de la nanoSIM del iPhone 5

Escrito por
iPhone 5
0

Apple, en un movimiento inusual, ha cedido a las presiones de la industria y da marcha atrás en su propuesta de nanoSIM en favor de un diseño similar al que proponen Nokia y RIM, lo que implica tanto dudas sobre el diseño del iPhone 5 como sobre su fecha de lanzamiento.

Si hay un tema que puede estar levantando muchos dolores de cabeza en Cupertino a la hora de definir el diseño final del iPhone 5 es el de la nanoSIM. Apple lleva tiempo queriendo desvincularse del estándar en el mercado y quiere crear su propia tarjeta SIM. En primer lugar quiso integrarla en su sistema, chocando frontalmente con los operadores, y ahora también fracasa con su estándar para la siguiente generación de tarjetas de telefonía móvil.

Apple claudica y se suma al diseño de Nokia y RIM

A la espera de la decisión de ETSI (Instituto Europeo de Estándares en la Comunicación), que lleva ya dos meses de retraso para elegir la que será la nanoSIM europea, en Cupertino parecen cansados de pelearse y enfrentarse al resto de fabricantes del mercado, y en especial a la virulenta oposición de Nokia y RIM. Ni la renuncia a cobrar ningún tipo de derecho por el diseño aplacó a estas dos compañías, quienes manifestaron su preocupación porque su gran rival en el mercado se quedase con la tecnología y la patente.

Es por ello que han cedido y ahora su diseño tiene unas dimensiones exactamente iguales a las del resto, perdiendo así la ventaja competitiva que tenía su sistema, un 60% más pequeño que las actuales tarjetas SIM. Con un tamaño cercano al de una microSD, esta decisión ha despertado todas las alarmas de aquellos que esperaban ver el iPhone 5 en la WWDC de dentro de un mes.

El lanzamiento veraniego del iPhone 5 en serio peligro

A no ser que la cadena de producción de Apple tuviera un Plan B, el cambio tanto de la nanoSIM como del conjunto que la alberga en el terminal tiene implicaciones que van más allá de su propio diseño. La propuesta inicial de Apple permitía una batería más grande y un conjunto del terminal mucho más delgado.

De esta forma, en nuestra opinión, y dado que todavía el indeciso ETSI tiene la última palabra a final de mes, peligra y mucho la posibilidad de un lanzamiento estival del nuevo smartphone de Apple. En esta ocasión puede que causas de fuerza mayor hagan que la compañía tenga que volver a esperar hasta otoño para lanzar su nuevo producto, dando muchos meses de ventaja así a su gran rival, Samsung y el Galaxy S3.