Yoigo tampoco seguirá subvencionando smartphones

Escrito por
Operadores
0

A partir de mayo Orange será la única operadora que mantendrá el modelo de negocio basado en la subvención de teléfonos móviles. Y es que Yoigo ha decidido seguir los pasos de Movistar y Vodafone. La filial de Telia Sonera dejará de sufragar el coste de los terminales y apostará por el pago a plazos, alternativa que implantó a finales del año pasado y que permite fraccionar el pago del teléfono en hasta 24 mensualidades.

Desde que Movistar decidiese que costear el precio de los teléfonos para ganar clientes era un método insostenible, ya son tres las operadoras que han dejado de subvencionar teléfonos móviles. La última es Yoigo, que cesará esta práctica a primeros de mayo. En teoría, la apuesta será consolidar la cartera de clientes con beneficios para que permanezcan en la compañía y ofrecerles la posibilidad de adquirir terminales mediante su propio sistema de financiación.

Había dudas de si Yoigo seguiría la estela de Orange, pero se ha acabado por confirmar. El primer paso de los nórdicos fue aumentar el precio de los modelos disponibles en su catálogo, reduciendo la subvención. Ahora resulta que se trataba de un paso más para poner fin a las subvenciones. Yoigo se centrará por completo en el método de pago a plazos que ya puso en marcha el mes de septiembre del año pasado, aunque introducirá algunos cambios para adecuar las cuotas a cantidades más asequibles. Si antes ponía a disposición de sus clientes la posibilidad de prorratear el coste del terminal en mensualidades de 3, 5 y 8 euros, ahora esas cantidades aumentan hasta los 5, 10 y 15 euros, además de una cantidad inicial en el momento de formalizar el contrato de permanencia, que oscilará de los 18 a los 24 meses dependiendo de la tarifa elegida.

Hasta aquí no hay demasiadas variaciones frente al sistema implantado por Movistar y Vodafone. Sin embargo, la cuarta operadora en España permitirá financiar los smartphones de su catálogo sin necesidad de formalizar un contrato con una entidad bancaria. Será a través de la misma factura en la que el cliente recibirá el cargo correspondiente a la cuota mensual de la financiación. Como ejemplo del funcionamiento de este sistema Yoigo propone la compra del recién llegado Sony Xperia S, que al final es adquirido por un precio de 459 euros fraccionado en cuotas de 15 euros durante 24 meses (la permanencia al contratar la tarifa Mega Plana 40 o Mega Plana 55) además de un pago inicial de 99 euros.

Mientras tanto, Orange ha dejado bien claro que seguirá facilitando a sus clientes teléfonos a bajo coste por lo que se espera una dura batalla. ¿Conseguirán Movistar, Vodafone y ahora Yoigo mantener su cartera de clientes mientras el operador francés “regalará” smartphones a sus nuevos clientes? Habrá que esperar las estadísticas de portabilidades de la CMT para comprobar qué tal les sale a las cuatro grandes la jugada. No obstante, tampoco podemos perder de vista los resultados de los operadores móviles virtuales ya que los usuarios pueden ver en éstos la oportunidad más rentable de adquirir sus propios teléfonos en el mercado libre y elegir tarifas más económicas, sin contratos de permanencia.