Apple devuelve el dinero a los compradores australianos del nuevo iPad

Escrito por
Apple
2

Entre muchas de sus batallas legales, Apple recibió una demanda por publicidad engañosa en Australia acerca de su nuevo iPad, y en concreto sobre la incompatibilidad, no mencionada, de la conexión 4G del tablet en ese país. La respuesta de la compañía ha sido salomónica y ofrece la devolución del dinero a los compradores en ese país.

En un movimiento, que puede traer más cola de la que parece, Apple ha salido al paso de la demanda por publicidad engañosa en Australia ofreciendo la posibilidad de devolver el dinero a los compradores que así lo deseen.

La polémica surgía cuando la empresa de Cupertino era denunciada ya que uno de los principales reclamos del nuevo tablet, su conexión 4G, no es compatible con las redes australianas de nueva generación, tanto LTE como Wimax. Este detalle no se indicaba en las publicidades.

El nuevo iPad no funciona, ni funcionará, con las redes 4G australianas

De esta forma, Apple ha admitido que es cierto que su dispositivo no funciona con las nuevas redes de telecomunicaciones en Australia, que de momento sólo se ofrecen con Telstra Corp. Pero es que las que se han proyectado por la gran rival de esta operadora en el país, Optus, tampoco lo serán.

De esta forma, si la compañía californiana no quiere ir a juicio el próximo 2 de mayo deberá enviar un correo con la oferta de devolución a todos los compradores del nuevo iPad en Australia.

Muchas piedras en el camino fuera de EE.UU.

Las consecuencias de esta decisión podrían llegar a Europa, donde, según parece, el tablet tampoco es compatible con el estándar LTE que se va a implantar. Si bien Australia es un mercado clave, pero pequeño, el caso de Europa es mucho más complicado, a lo que hay que sumar las trabas que se está encontrando en China con la demanda de ProView, donde tiene una previsión de crecimiento más fuerte. Por lo que aunque en el principal, EE.UU., Apple está batiendo todos los récords de ventas, puede no ser suficiente para mantener su posición hegemónica en el mercado de los tablets.