Explota una de las fábricas del iPad 2

Escrito por
Apple
0

Este lunes nos despertamos con un nuevo sobresalto a causa de la explosión en una de las fábricas de Pegatron Corp, en el parque industrial de Songjiang en Shanghái. Este fabricante es uno de los suministradores asiáticos de Apple y podría afectar a la producción del iPad 2 ya que es desde donde llega uno de sus componentes.

El desafortunado accidente ha tenido lugar en la fábrica que Pegatron Corp tiene en la ciudad de Shanghái. La explosión ha herido a 61 trabajadores, 23 de los cuales han tenido que ser hospitalizados con quemaduras de diversa consideración. Este nuevo accidente es el último de una serie de incidentes que vuelve a poner de manifiesto la preocupación por la seguridad de las fábricas en China.

Según el diario chino, Yi Cai Daily, la explosión podría afectar al suministro del iPad 2 para el próximo trimestre ya que es el lugar de donde llega uno de los componentes de la tableta de Apple. Sin embargo, el director financiero de Pegatron Corp, Charles Lin, ha comentado a la agencia de noticias Reuters, que la planta que ha sufrido la explosión pertenece a Riteng Computer Accessory Corporation y que aún no estaba operativa, que parte de la instalación estaba todavía en fase de inspección y que se estaba ejecutando una producción de prueba. Además, Charles Lin añadió que el accidente ha afectado a la maquinaria pero que se podrían hacer los ajustes necesarios para minimizar el impacto en la operatividad y en los ingresos. De hecho, están pendientes del informe oficial que las autoridades están realizando sobre el accidente. Parece ser que hoy mismo podría estar terminado.

En un comunicado emitido por el Gobierno de la ciudad de Shanghái se dice que la explosión ocurrió sobre las 3:40 p.m. (hora local) del 17 de diciembre en la cuarta planta de la instalación. De los heridos y hospitalizados añadió que ninguno había sufrido heridas que pusieran en riesgo sus vidas.

Este último incidente se suma a la lista de accidentes que se han producido en las fábricas de dispositivos electrónicos de China a lo largo del año y seguramente traerá nuevas críticas desde el propio Gobierno chino, así como de grupos ecologistas y de aquellos que defienden los derechos de los trabajadores.

Fuente