El adiós de Steve Jobs pone de manifiesto el peso de su figura en Apple

Escrito por
Apple
1

Desde que Steve Jobs anunciase que abandonaba el puesto de Presidente Ejecutivo de Apple su labor como CEO de la compañía ha sido motivo de elogios desde cualquier rincón del planeta. Sin duda, una gran muestra del agradecimiento a sus más de 25 años de trabajo.

La noticia, de la que nos hacíamos eco hace ni tan siquiera 24 horas, ha tenido una altísima trascendencia no solo en el sector, sino a nivel mundial. Como era de esperar, todos los medios han inundado la actualidad tecnológica con información y especulaciones sobre la marcha de Jobs, pero también ha habido hueco para recordar y de algún modo reconocer lo que ha conseguido materializar durante los últimos 25 años, sobre todo en el sector de la telefonía y los ordenadores personales.

Unanimidad

Tiene seguidores y detractores por todo el globo, pero la emotiva carta donde anunciaba su retirada de Apple como Presidente Ejecutivo que bien puede considerarse una “despedida” ha servido para crear un ambiente de cordialidad y reconocimiento en todos los ámbitos de la industria. También podemos incluir incluso a los usuarios finales, especialmente los que en algún momento de sus vidas han adquirido un dispositivo con el logo de la manzana mordida. Todos los que de algún modo tienen constancia de lo que ha supuesto la personalidad de Jobs en el ámbito tecnológico, desde los más altos cargos de diferentes compañías -incluida la competencia- hasta los usuarios de a pie han tenido palabras de elogio y reconocimiento hacia el trabajo de Steve Jobs. Comparaciones con ilustres personalidades en la historia de la humanidad, reconocimiento, agradecimiento… Especial mención merecen las redes sociales, donde se ha visto una marea de comentarios, información y por qué no decirlo, infinidad de rumores y especulaciones sobre su ausencia definitiva del cargo.

Una mente brillante, tal vez irrepetible

De la forma que sea, es evidente que la visión de Steve para los negocios centrados en la tecnología revolucionó el mundo de la informática y la telefonía y de algún modo ha influido en los productos a los que tenemos acceso hoy en día, sea de la compañía que sea. Primero fue con el ordenador personal, Mac OS, el iPod, el iPhone, el iPad, iTunes, App Store, servicios de venta de contenidos digitales…todos los productos que Apple lanzó al mercado han motivado un avance extraordinario y, de forma paralela, ha estimulado la competencia. En parte esto ha sido debido al don del hasta ahora CEO de Apple para innovar en estos campos, una habilidad que bien ha sabido aprovechar hasta este momento. Queremos ser optimistas y ver a Steve Jobs de nuevo en acción, pero…si no fuera así solo quedaría el consuelo de esperar a que apareciera de la nada otra mente brillante para hacerle sombra.