Android exige una clasificación por edades para sus aplicaciones

Escrito por
Android
0

El sistema operativo del buscador por excelencia impondrá una clasificación por edades para todas sus aplicaciones disponibles en su tienda online Android Market. En función de su contenido se dividirá en cuatro categorías: todos, preadolescentes, adolescentes y adultos. Todas deberán informar al usuario de la edad mínima para poder acceder a ellas, sino serán calificadas para adultos.

Según ha anunciado en su blog oficial, Google ha señalado que impondrá esta clasificación por edades con la finalidad de llevar un control en sus aplicaciones y así el usuario pueda decidir sobre su uso. Además, el gigante americano ha publicado un artículo donde indica cómo se clasificarán las aplicaciones. Para ello, ha destacado que éstas no se distinguirán ni por su complejidad ni por su calidad, únicamente por su contenido.

El objetivo a cumplir es que los desarrolladores de una aplicación deberán clasificarla en función de sus contenidos y edad del cliente a la que van destinadas. Google ha establecido para tal fin cuatro categorías: aptas para todos, para mayores de 10 años, para mayores de 13 años y para adultos. Asimismo, las aplicaciones ya existentes en Android Market, así como las de nueva creación, deberán sumarse a esta clasificación. No obstante, si el desarrollador decidiera no imponer categorías en sus aplicaciones, éstas serán consideradas “para adultos”.

Drogas, alcohol o tabaco ya son “para mayores de 13 años”

Android ya recoge en sus normas de uso para los desarrolladores algunas exigencias respecto a la edad mínima para poder acceder a las aplicaciones. Como por ejemplo, todas las aplicaciones que mencionen cualquier producto relacionado con las drogas, alcohol o tabaco serán, como mínimo, “para mayores de 13 años”; si el contenido está enfocado hacia el consumo o venta de drogas, alcohol y tabaco deberá catalogarse en la categoría “para adultos”.

Sin embargo, a diferencia de su competidor directo Apple, Google no llevaba a cabo hasta ahora un control estricto sobre el contenido de sus aplicaciones, por lo que ha decidido cambiar su política y así permitir al usuario que sea el que tome la decisión.