Orange: nuevo BIC Phone, el teléfono que llama “fino”

Escrito por
Generales
1

Entre la vorágine de terminales con Windows Phone 7, Android 3.0, tablets, pantallas táctiles, megahertzios y gigabytes, de vez en cuando se cuela un lanzamiento atípico que por alguna razón tiene aún razón de ser en el mercado. Hablamos de Orange y su BIC Phone que, contra todos los pronósticos, ha tenido el suficiente éxito como para renovarse y tener una nueva versión.

Un año después, Orange y BIC vuelven a encontrarse para lanzar un nuevo modelo de su teléfono que se podría incluso meter dentro de una categoría “plug & play”. Con la misma filosofía que su antecesor y la sencillez por bandera, el nuevo BIC Phone, al que ni se le pone un triste 2 para señalar su nueva versión, tiene como principal característica el mismo lema que se ha podido ver en su embalaje desde su creación: “Enciende y llama”, siendo un terminal que nada más sacarlo de la caja está listo para llamar.

Nuevo diseño con las mismas prestaciones
Con un lavado de cara para hacer un diseño más atractivo y ergonómico, “desenfadado, moderno y divertido”, según uno de sus creadores, el teléfono es obra de TLC, el fabricante responsable de los Alcatel, y no se le puede pedir mucho más a un terminal que cuesta 19 euros y viene precargado con 12 euros de saldo. Destinado al lineal de cajas de un supermercado, ninguna de sus funciones va más allá de las más básicas como agenda, llamadas o los SMS. Bueno, esto no es del todo cierto, ya que el nuevo BIC Phone incorpora Radio FM, y eso es algo que no lo tienen todos, y como ejemplo un botón: el iPhone.

¿Móvil mediocre o producto comercial brillante?

Bromas aparte, es un terminal que para los amantes de los últimos avances no tiene ningún atractivo, pero que como propuesta de mercado e idea de producto no deja de ser brillante. El teléfono se vende con la batería cargada, número de línea y una tarjeta SIM cargada, lista y recargable para la que podemos elegir posteriormente la tarifa que más nos interese de entre la oferta de Orange.

Hace poco hablábamos del coste de fabricación del Samsung Galaxy TAB, 214 dólares, por lo que nos podemos hacer una idea de lo poco que puede costar hacer un aparato de este tipo y los beneficios que le reportan a Orange vender sus SIM de prepago con teléfono incorporado y listo para “gastar” o sacarnos de un apuro por poco más de lo que puede costar un menú del día.

Del anterior modelo Orange ha anunciado que se llevan vendidas 100.000 unidades, puede parecer que son pocas si las comparamos con otros terminales del mercado pero sin duda, el ratio coste/beneficio debe ser bastante más alto que con otros terminales de la gama de entrada.

¿Creéis que tienen futuro estos teléfonos “enciende y llama”? ¿Son una solución real para muchas ocasiones o una anécdota de mercado? ¿Alguna vez lo habéis comprado/necesitado? Comentadnos vuestras impresiones.

+ Foro Orange