En EE.UU los operadores deberán avisar a los clientes ante facturación elevada

Escrito por
Generales
0

La Comisión Federal de Comunicaciones en EE.UU. ha establecido una serie de normas para evitar las exageradas facturas que pagan algunos usuarios de telefonía móvil. De hecho, uno de cada seis tiene un gasto tan llamativo que la Comisión no ha tenido más remedio que intervenir aprobando medidas para que las compañías alerten a los usuarios de esta situación.

Parece que el único recurso que ha encontrado la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. (FCC) es aprobar una serie de medidas para que las compañías de telecomunicaciones alerten a sus usuarios del gasto antes de que la factura siga aumentando. Esta decisión es la consecuencia de las múltiples quejas que han tramitado los usuarios al recibir facturas inesperadas y, sobre todo, desorbitadas.

Exigencias

La normativa propuesta exigirá que las compañías de telecomunicaciones envíen alertas de algún tipo, voz o texto, a sus clientes cuando se acercan a los límites mensuales en sus planes. La nueva regulación también exigirá que las compañías notifiquen a los clientes que viajen al extranjero lo que se les cobrará de más cuando salgan del país y se encuentren en itinerancia o roaming.

Pero no solo es esto, sino que la FCC quiere que los operadores de telecomunicaciones informen claramente a sus clientes de cuáles son las herramientas disponibles para limitar el uso del teléfono o revisar los saldos. Es decir, que el usuario pueda tener control de su cuenta antes de contratar un plan y durante el uso del mismo.

¿Por qué?

Explicar el porqué se ha llegado a esta situación parece sencillo. La FCC “ha metido mano” cuando se ha dado cuenta de la avalancha de quejas por parte de los usuarios. Pero es que además, parece que hay una desconexión entre lo que los consumidores piensan que están firmando y lo que realmente aparece en sus facturas.

Por eso, la FCC, antes de tomar ninguna medida, llevó a cabo una encuesta para testar la situación y en ella se determinó que uno de cada seis usuarios de telefonía móvil había experimentado un aumento repentino en una factura mensual sin haber realizado cambio alguno en sus planes.

La reacción de las compañías

Chris Guttman-McCabe, vicepresidente de asuntos regulatorios de CTIA (The Wireless Association), se defendió diciendo que “las compañías de telefonía móvil están preocupadas por las normas prescriptivas y costosas que limitan la oferta creativa y la naturaleza competitiva de la industria”. Y añadió también que la industria “continúa desarrollando herramientas para mantener informados a los clientes sobre su nivel de utilización de las llamadas, los mensajes de texto o los datos para asegurarse de que el cliente tenga con la compañía buenas experiencias”.

Hasta el Congreso se preocupa

La preocupación sobre esta situación, ha llegado incluso, al Congreso. El senador Tom Udall está liderando un proyecto de Ley que obligará a las compañías a que avisen a los abonados cuando hayan utilizado el 80% de sus minutos de voz o SMS para solicitar el consentimiento del cliente antes de la carga adicional de servicios no incluidos en su plan.

Con estas iniciativas, tanto de la FCC como del Congreso, tratan de proteger a los consumidores frente al posible abuso de las compañías de telecomunicaciones. Las asociaciones de consumidores y usuarios, obviamente, están encantadas con la nueva situación. Solo esperamos que, en este caso, EE.UU. sea un ejemplo para Europa y que con este tipo de normas se puedan exterminar las facturas abusivas.

Foto chego101