Nokia OVI: la aplicación Moove arrasa en el ránking de descargas

Escrito por
Generales
0

Moove, una aplicación para controlar el reproductor de música digital del Nokia sin tocar el terminal, ha alcanzado la cifra récord de medio millón de descargas. Una especie de control virtual del móvil que ha arrasado en la OVI Store.

Hace solo cuatro meses llegó como una aplicación más a la OVI Store, la tienda de aplicaciones de Nokia. Un programa, Moove, con el que poder controlar la reproducción de música de manera gestual, es decir, haciendo determinados movimientos delante de la pantalla. Es algo así como darle al play de una manera virtual. Para ello la aplicación se sirve de la cámara del móvil, a través de la cual reconoce los gestos que hacemos con las manos. De esta manera podemos reproducir, parar o saltar canciones. El resultado es que ha obtenido más de medio millón de descargas, lo cual no está nada mal si tenemos en cuenta que la aplicación está pensada para el Nokia 5800 XpressMusic. Vamos, un éxito en toda regla. El juego ha sido desarrollado por eyeSight Mobile Technologies y un portavoz de la firma ha confirmado que están hablando con fabricantes de smartphones para licenciar su tecnología denominada Hand Gesture Interface.

Dentro del medio

La firma siempre ha trabajado intentando enlazar la cámara digital con los juegos o aplicaciones que diseña. Otra de sus aplicaciones, eyeCall, permite controlar las llamadas entrantes con solo pasar las manos por delante del móvil. El control gestual de los móviles es un campo por explorar. Si bien todos los fabricantes han hecho intentonas con sus equipos, haciendo que realicen determinadas funciones con movimientos o gestos escritos sobre la pantalla, no ha sido una prestación que haya calado en el usuario final. De ahí lo importante de esta noticia donde se demuestra que los usuarios de móviles táctiles de Nokia dicen sí a los controles gestuales. Aunque se siga viendo como un manejo propio de una película de ciencia ficción, es una realidad que cada día estamos más cerca de controlar el móvil sin tenerlo que tocar. Es una de las próximas fronteras tecnológicas que los fabricantes deben superar, tarea a la que contribuye enormemente el éxito de aplicaciones de este tipo.